Corta vida y un largo listado de anomalías

El extinto Ministerio de Acuacultura tiene procesos abiertos en la Fiscalía. La Contraloría hizo un examen de 259 páginas.

Quito /
16 jun 2019 / 21:17

El Ministerio de Acuacultura y Pesca tuvo una vida corta, pero creó y heredó irregularidades que perduran hasta la fecha. El gobierno de Lenín Moreno decretó, el 24 de mayo de 2017, su creación y 16 meses después anunció su fusión con el Ministerio de Agricultura. En ese tiempo, la entidad con sede en Manabí generó acciones que ahora se investigan en la Fiscalía General del Estado.

Las compras más básicas del ministerio tuvieron anomalías que no se han podido justificar y ahora son motivo de indagaciones por delitos penales. En su corta vida, Acuacultura gastó más de 25 millones de dólares (ver cuadro).

La Contraloría General del Estado revisó más de 170.000 dólares de ese presupuesto y concluyó que en la adquisición de tinta y tóneres para toda la entidad, por ejemplo, se adjudicó el contrato a un proveedor no calificado. Además, no se justificaron los montos utilizados ni se documentaron las transacciones. Una informalidad frecuente en los exámenes que la Contraloría hizo durante el gobierno del expresidente Rafael Correa. La diferencia es que estas anomalías se detectaron después del 24 de mayo de 2017, en el primer año de gestión de Lenín Moreno.

La observación del ente de control no terminó ahí. Desde el 3 de abril del año pasado existe una denuncia presentada en la Fiscalía General del Estado. Esa institución lleva adelante un proceso legal que está en “fase reservada de investigación”. Hay diligencias solicitadas y pendientes.

El trámite en la Fiscalía no es la única herencia del extinto ministerio. Esa cartera de Estado heredó una larga lista de actividades ilegales. El informe DPM 0014-2019 de la Contraloría General del Estado, aprobado el 8 de abril de este año, da cuenta de un manejo irresponsable del Viceministerio de Acuacultura y Pesca desde 2013 hasta el 23 de mayo de 2017. Esa entidad fue la base para la edificación del Ministerio de Acuacultura.

¿Qué se heredó? El examen especial determinó que el viceministerio adquirió bienes sin justificación y con sobreprecios. También desaparecieron bienes e incluso vehículos estatales sin que exista un registro que justifique su ubicación.

Hay más. El viceministerio no pudo justificar gastos e ingresos de dinero en sus arcas. También se contrató a personal sin respaldo o la experiencia necesaria. Incluso se declaró una emergencia para compras sin control.

En total, según el informe que también llegaría a la Fiscalía, se examinaron operaciones por 38,7 millones de dólares.

Se busca austeridad

El presidente de la República, Lenín Moreno, justificó la eliminación del ministerio, que él mismo creó, asegurando que la economía del país exigía recortes del gasto público. Como Acuacultura, el Ejecutivo eliminó y fusionó otras entidades.

El gremio se opuso

Tras el anuncio de eliminación del Ministerio de Acuacultura, en agosto de 2018, la Federación Nacional de Cooperativas Pesqueras del Ecuador (Fenacopec) expresó su rechazo porque, a su criterio, se descuida a un sector vital para la economía.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA