Inversión en el país de un acusado por saqueo internacional

El venezolano Omar Farías abrió un grupo empresarial en 2008. Andorra le investiga por lavado y soborno.

05 nov 2018 / 00:00

Hasta Ecuador llegan los alcances de una trama de corrupción descubierta en Andorra, que llevó recientemente al procesamiento judicial de 28 personas, entre ellas exfuncionarios chavistas, empresarios y testaferros, acusados de lavado de dinero y cobro de sobornos por contratos en la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA). Se los acusa de mover más de $ 2.000 millones.

En septiembre pasado, Canòlic Mingorance, jueza de ese pequeño principado europeo, emitió los encausamientos contra los presuntos miembros de esa red, tras investigaciones a depósitos que se hicieron entre 2007 y 2012 en cuentas de la hoy desaparecida Banca Privada d’Andorra (BPA).

El caso implica a 9 personas de Andorra, 5 de España y 14 de Venezuela, entre estos últimos los exviceministros Nervis Villalobos y Javier Alvarado y a Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, quien fue presidente de PDVSA entre 2004 y 2013.

De las pesquisas judiciales a las cuentas de los procesados en el BPA saltan el nombre de Omar Jesús Farías Luces y un traspaso por $ 4’620.659,50 a favor de Memoser Compañía de Seguros S. A., que tienen vinculaciones con Ecuador. La transacción se efectuó desde una cuenta abierta el 19 de diciembre de 2006, a nombre de Westshore International Limited, empresa con domicilio en Tórtola, Islas Vírgenes Británicas. Los depósitos de este hombre, según la indagación, alcanzaron los 586 millones de euros, esto es 668’412.110 dólares al cambio actual.

Farías, empresario venezolano de 56 años, es dueño en su país de Seguros Constitución y de un conglomerado de empresas dedicadas a variadas actividades. En agosto de 2007, esa aseguradora se estableció en Ecuador. Para ello, compró la compañía local Memoser, que a esa fecha reportaba pérdidas por $ 684.754, según los registros de la Superintendencia de Bancos.

Farías decidió traer sus inversiones al país y que su grupo de empresas echen raíces en el mercado nacional. EXPRESO encontró al menos nueve compañías registradas desde 2008 en la Superintendencia de Compañías (ver infografía). Todas tienen inscrito un mismo domicilio principal en Quito: el edificio Titanium, un inmueble de 12 pisos ubicado en la avenida 6 de Diciembre e Ignacio Bossano.

Cinco de ellas continúan activas, aunque tres (Asistanet, Dentalnet y Bencuer) pasaron a manos de otros accionistas.

El 20 de octubre de 2014, Farías y su esposa, Anaymar Coromoto Mambel, traspasaron el total de sus acciones (90 % y 10 %, respectivamente) en Asistanet y Dentalnet al ciudadano venezolano Pedro Cordero Gutiérrez y su esposa, Livis Oropeza Villafañe.

Lo mismo hicieron, el 4 de julio de 2016, con las acciones de Bencuer, que fueron transferidas a la ecuatoriana María Gabriela Borja Araujo.

Las compañías Seguros Constitución y R.P.F. Red de Previsión Funeraria siguen siendo de propiedad de Farías. El dominio del paquete accionario de ambas firmas están a su nombre y el de Anaymar Mambel, su cónyuge.

De las compañías activas en las que Farías consta actualmente como accionista mayoritario, Seguros Constitución reporta al Servicio de Rentas Internas (SRI) el pago de $ 258.036,86 en impuesto a la renta, desde 2008 hasta 2017. En cuanto al impuesto a la salida de divisas, registró el desembolso de $ 720.182,34 entre 2008 y 2018, lo que significa que en ese periodo al menos $ 14’403.646,80 salieron de Ecuador.

La otra empresa, R.P.F. Red de Previsión Funeraria, que presta servicios exequiales, registra $ 25.660,45 en pago de impuesto a la renta y cero pago en el de salida de divisas, en los últimos 10 años.

El 7 de mayo último, la Superintendencia de Compañías y Seguros resolvió declarar en estado de liquidación forzosa a Seguros Constitución, por no cumplir con el capital pagado mínimo establecido en la ley. La entidad de control había dejado insubsistente, dos meses antes, un aumento del capital pagado por $ 3,3 millones.

Ante la medida, Omar Farías, accionista mayoritario de la aseguradora, interpuso recursos de acciones de protección y solicitud de medidas cautelares, y obtuvo un amparo temporal.

EXPRESO solicitó una entrevista con los directivos de las dos empresas activas de Farías. El venezolano Adán Méndez Pantaleón, representante legal de ellas, ofreció entregar un pronunciamiento el próximo 12 de noviembre.

Farías y Mambel figuran también como únicos accionistas de las cuatro empresas restantes (Mednet, Farmasistencia, Constifactoring y Corporación OFL Consult), que fueron declaradas en proceso de liquidación y disolución por parte de la Superintendencia de Compañías entre 2014 y 2016.

Pedro Cordero Gutiérrez es propietario desde 2014 de Asistanet y Dentalnet; y María Gabriela Borja Araujo, de Bencuer, desde 2016. Ambos empresarios aclaran a EXPRESO que sus compañías hoy no guardan ninguna vinculación con el empresario procesado por presuntos actos ilegales (ver subnotas).

El 17 de julio de 2015, la justicia de Andorra ordenó auto de detención y el embargo y bloqueo de los bienes de 8 de los sospechosos -entre ellos Farías- y de 24 empresas, incluida Memoser Compañía de Seguros.

En Ecuador no se conoce si las autoridades competentes han iniciado investigaciones sobre las posibles implicaciones del caso. EXPRESO consultó a la Fiscalía General del Estado y la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), pero no obtuvo respuesta.

La intervención en Andorra

Antecedentes

En marzo de 2015, las autoridades del principado de Andorra intervinieron la Banca Privada d’ Andorra (BPA), después de que EE. UU. la acusara de lavar dinero.
La investigación que llevó al procesamiento de 28 sospechosos había iniciado con informes de la Unidad de Inteligencia de Andorra y del Servicio de Lucha contra el Lavado de Dinero, del Ministerio de Finanzas de Francia.

La trama

De acuerdo con la investigación judicial, los acusados recibieron pagos ilegales de compañías que contrataron con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y sus afiliadas.
Al final, el dinero aparecía en cuentas de BPA. Según un reportaje del diario español El País, los procesados justificaron ante el banco andorrano sus millonarios ingresos como honorarios por trabajos de asesoría a empresas.

Transacciones

En la mira policial se incluyó las cuentas de Omar Farías en BPA. Rodney Cabeza, vicepresidente de Seguros Constitución, le dijo a El País que el origen del dinero del presidente de la compañía aseguradora “responde a operaciones de reaseguros totalmente legales”.
El directivo desligó a Farías de cualquier relación profesional con los exfuncionarios chavistas
implicados en la
trama.

Bencuer s. a.

Una exempleada compró una de las compañías al empresario

Antes de 2016, María Gabriela Borja Araujo, arquitecta de profesión, laboró en Seguros Constitución, cuyas acciones pertenecen hasta hoy a Omar Farías y su esposa, Anaymar Coromoto Mambel. Borja se desempeñó como jefa de Ingeniería y Servicios Generales en la compañía aseguradora.

Las cifras

$ 668 millones movió Farías en sus cuentas en la banca de Andorra, según la pesquisa judicial.

$ 8,3 millones colocó el empresario en 2007 para la compra de Memoser, en Ecuador.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA