La estatal CNT hacinó teléfonos obsoletos

El descuido en las bodegas de la empresa estatal empezó en 2012. La administración actual aún no es notificada.

13 jul 2019 / 00:56

El anuncio de concesión parece justificarse en los hechos. La administración de una empresa de telecomunicaciones parece ser una función muy compleja para el Gobierno. Las bodegas de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) son una evidencia por la acumulación de teléfonos celulares obsoletos que no se pueden vender. Durante seis años, desde 2012 a 2018, la estatal dejó que se acumulen móviles con tecnología que pasó de moda a vista y paciencia de las autoridades de turno.

Poco importaron las advertencias de algunos funcionarios. En 2013, 2014 y 2015, distintos empleados de la empresa explicaron que se adquirieron móviles con tecnología antigua y su venta sería, por decir lo menos, compleja. La única respuesta fue un par de promociones para comercializar los equipos que no tuvieron la acogida de los consumidores por su poco atractivo.

‘Días irresistibles CNT’ fue una de las campañas promocionales que falló en su intento de vender teléfonos ‘viejos’ en 2013. En Quito y Guayaquil se ofrecieron equipos antiguos a precios módicos y con paquetes de servicio. Solo 3.777 unidades se comercializaron.

El número es bajo si se considera que, solo en 2016, el número de teléfonos en bodega era de 92.548. De esos, 41,19 % (38.124) tenía más de siete meses de antigüedad. Una eternidad en el mundo de la tecnología móvil.

En ese inventario, realizado por la propia CNT, se determinó que esas unidades están por encima del tiempo ideal y, por tanto, se las considera “obsoletas”. Invendibles en términos comerciales.

El informe DNAI-AI-0236-2019, de la Contraloría General del Estado, muestra que las compras de la estatal no fueron bien planificadas porque se adquirieron demasiados equipos con poco tiempo de vigencia. No se consideró, entre otros factores, que CNT no cuenta con una gran participación del mercado de telefonía móvil y que la tecnología de ese segmento evoluciona constantemente.

En total, la Corporación mantuvo en stock, al menos hasta 2018, unidades obsoletas por más de 2’296.873,40 dólares. El equivalente a 45’937.468 Bonos de Desarrollo Humano.

Uno de los problemas más graves de la mala gestión de equipos es que nadie es responsable o, al menos, nadie lo admite. El examen de Contraloría, que se aprobó el 14 de junio de este año, menciona a las gerencias de Finanzas, Ventas, Servicio al Cliente, Terminales, de Coordinación Nacional, Mercadeo y a la jefatura de Logística y Bodega, de entre 2012 y 2016. Todos justificaron su gestión, aunque no pudieron responder ante los argumentos de la entidad de control.

EXPRESO consultó con la actual administración de la empresa pública. Ahí se informó que la Contraloría General del Estado aún no notifica oficialmente del particular y que, por tanto, es imposible pronunciarse. El examen especial no analiza la gestión de la gerencia general en curso, en manos de Martha Moncayo, porque ella inició funciones en mayo de este año.

La cifra

103,1 millones de dólares se gastaron en la adquisición de teléfonos, entre 2012 y 2018.

La estatal CNT hacinó teléfonos obsoletos

La concesión

Estimados

Según el consejero presidencial, Santiago Cuesta, la empresa pública CNT puede generar importantes recursos si es concesionada. 4.000 millones de dólares por 20 años de entrega a manos privadas más el 25 % de las utilidades.

Deuda

Según el diario digital Primicias, el Estado adeuda más de 120 millones de dólares a CNT. Las cuentas por cobrar de la empresa pública, en total, superan los 400 millones de dólares. En la lista hay facturas pendientes de Andinatel.

Proceso

A inicios de mes, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) envió 23 cartas de invitación a bancos de inversión para que participen en la evaluación, determinación e implementación de “un esquema de negocio”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA