El descontrol de las líneas de crédito chinas

El uso que el Gobierno anterior, presidido por Rafael Correa, dio a 5.000 millones de dólares prestados por China, tampoco es claro.

28 nov 2017 / 22:45

Los contratos y los términos de la negociación son reservados. Pero el uso que el Gobierno anterior, presidido por Rafael Correa, dio a 5.000 millones de dólares prestados por China, tampoco es claro. No porque haya reserva, sino porque la información es escasa y desordenada.

Ni siquiera la Contraloría, que revisó las cuentas del Ministerio de Finanzas, consiguió datos completos. El 6 de octubre de 2017, la entidad publicó un informe de auditoría que incluye la utilización de los recursos provenientes de las tres líneas de crédito otorgadas por el Banco de Desarrollo de China, entre el 1 de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2015 a los que tuvo acceso EXPRESO.

Hasta octubre, el saldo de la deuda con China es de $ 7.560 millones. De los primeros $ 5.000 millones, 3.600 millones (72 %) fueron fondos de libre disponibilidad y los restantes fueron a financiar proyectos específicos.

En 2010, el dinero de libre disponibilidad estaba registrado en una subcuenta. Se determinó entonces el uso y destino del dinero: el 48,9 % fue a gasto corriente y el 33,03 % a inversión. El resto fue gastos de capital y de financiamiento.

Aunque la Contraloría no lo menciona, ese desglose también tiene un detalle relevante: según la Constitución, “con endeudamiento público se financiarán, exclusivamente, programas y proyectos de inversión para infraestructura”. Es decir, los recursos de deuda no debían cubrir gasto corriente.

En todo caso hasta 2010, las cosas estaban claras. El problema vino después: Finanzas decidió que el dinero de libre disponibilidad debía ir a la Cuenta Única del Tesoro Nacional.

“No se identificaron los proyectos que fueron financiados con esos recursos y, si el destino del endeudamiento fue exclusivamente para proyectos o programas de inversión e infraestructura”, advierte el informe de la Contraloría General.

Es decir, nadie sabe en qué se usaron 3.600 millones.

La historia con los restantes 1.400 millones de dólares tampoco es alentadora. Empezando porque 1.200 millones ni siquiera llegaron al país: fueron depositados en una cuenta abierta en el Banco de Desarrollo de China para pago de los proveedores.

La Contraloría sacó, al menos, tres conclusiones tras cruzar información con Finanzas, la secretaría de Planificación y las instituciones operativas.

La primera: el Gobierno dijo que asignó recursos al ECU- 911, a ferrocarriles, a las plataformas gubernamentales, a Salud y a Petroecuador pero no “se identifica el motivo de las transferencias de los recursos”.

La segunda: existen proyectos con retrasos, hubo desfases en el avance de construcción por no contar con el permiso de construcción, deficiencias en el diseño y falta de planificación, cambios en las especificaciones técnicas y falta de empleados locales. Incluso, terminaciones unilaterales de proyectos (ver recuadros).

Y la tercera: el Gobierno no veló, dice la Contraloría, “por la oportunidad, efectividad de las asignaciones ni el uso de los recursos”.

El descontrol de las líneas de crédito chinas

LOS PROYECTOS

Parque Eólico

Contrato entre Celec y la empresa Xinjiang Goldwind Science and Technology. Monto: $ 23,3 millones. Se entregó con 341 días de retraso por motivos de fuerza mayor y por falta de pago del contratante del 20 % de los bienes importados.

Central Térmica

Contrato de la Central Térmica Esmeraldas II, entre Celec y Harbi N Electric International tuvo un año de retraso. No contaron con permiso de construcción, deficiencia en el diseño y falta de planificación, falta de empleados locales.

Hospital Portoviejo

El Hospital de Especialidades de Portoviejo debió entregarse el 22 de agosto de 2014. Tiene un avance del 54,9 %. Los estudios, diseños completos, definitivos, actualizados, planos y cálculos elaborados no estaban completos.

Unidades de Salud

Contrato con Sinopharm International, por $ 53,8 millones para equipamiento de las unidades médicas. Tuvo retrasos por demora en el pago del anticipo, las salvaguardias, licencias del INEN, insuficientes preparativos de los hospitales.

Quijos

Existió un desfase en la ejecución del proyecto hidroeléctrico Quijos y varias actividades suspendidas, por lo que Celec notificó al Contratista la Resolución de Terminación Unilateral del Contrato, el 9 de diciembre de 2015.

Mazar-Dudas

No se cumplieron los plazos contractuales, las obras no se encuentran ejecutadas al 100 % y las inobservancias por parte del contratista ocasionaron la terminación unilateral del contrato. Se aplicaron multas por $ 1,7 millones.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA