El abanico de candidatos influye en la alta indecisión

El estado de ánimo del votante es otro factor. La ausencia de un partido fuerte también pesa. La mayoría de electores quiteños todavía no toma una decisión

08 feb 2019 / 00:00

La mayoría no sabe aún por quién votar. El alto nivel de indecisión en ciertas localidades y en el global nacional, también marca otra particularidad de estas elecciones seccionales que pasan a la historia como las de mayor número de candidatos, más de 80 mil. Precisamente ese es uno de los factores que, a criterio del exvicepresidente del Consejo Nacional Electoral, Fausto Camacho, induce a que el número de indecisos sea considerable. Pero no solo eso.

El experto en temas electorales precisa que cada elección tiene su particularidad y sobre ella hay que analizar la situación. Y una de las características del proceso actual y que también pesa en la indecisión es la ausencia de un movimiento fuerte. “Alianza PAIS se licuó como una potente fuerza, con capacidad de convocatoria y no hay quien haya reemplazado a esa fuerza política”, acota.

Paulina Recalde, directora de Perfiles de Opinión, suma otro factor: el ánimo nacional. Según la experta en investigaciones de opinión pública y electoral, el estado de ánimo del elector es muy bajo con respecto a otras elecciones como las locales de 2014 o las generales de 2009. “Estamos en un momento en especial de pesimismo de la población respecto al rumbo del país, de la economía, del empleo, entre otros factores”. Es por ello que, a criterio de Recalde, los candidatos deben colar en sus discursos elementos que aborden los problemas nacionales si quieren captar ese universo flotante.

Una medición de Cedatos da cuenta que el nivel de indecisión, cuando se trata de los candidatos a alcalde, bordea el 68 % a nivel nacional; mientras que para los aspirantes a prefecto está en el 74,3 % (ver gráfico). Una cifra similar aparece cuando se habla de Quito, pero el panorama cambia cuando se trata de Guayaquil.

Recalde y Camacho coinciden en que cada ciudad tiene su singularidad y, pese a que Guayaquil no está exenta como en otras ciudades a este abanico de candidatos para su Alcaldía, la disputa se centra en dos rostros, concluyen. “En Guayaquil siempre hubo una polarización entre dos candidatos. Ahí es más fácil decidirse porque la contienda se va perfilando por la polarización entre ambos”. Aspecto que no se repite en Quito.

Recalde analiza otros factores que influyen en el comportamiento del electorado capitalino como la ausencia en la papeleta del alcalde en funciones, el bajo nivel de credibilidad de la actual gestión y candidaturas que entraron al ruedo en los últimos días. “Si bien hay candidaturas que están ocupando los primeros bloques, la gente está todavía mirando esos otros nombres de aspirantes que entraron no mucho tiempo atrás. Ahí tenemos un escenario en el que la indecisión puede ser más alta que en Guayaquil”.

¿Y cómo captar a ese elector indeciso? Ya lo dijo Recalde, hablando de temas nacionales que ocupan el interés general. También, explica la experta, recurriendo a estudios de investigaciones profesionales que analizan el comportamiento del votante, sus intereses y sus necesidades. “Una campaña bien estructurada a estas alturas ya debe tener identificado su votante objetivo para su crecimiento”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA