Mujer confesó haber descuartizado a una joven en Guayaquil

El asesinato habría sido ocasionado por motivos pasionales.

04 oct 2018 / 18:50

La responsable de asesinar y descuartizar a la joven encontrada en la cooperativa Causa Proletaria se entregó a la Policía. La mujer confesó a las autoridades que todo se trataría de un crimen pasional, ya que la víctima salía con su exnovio.

Según las declaraciones de la joven, ella llamó a la occisa para contarle algunos “chismecitos” sobre su pareja. Fue en ese encuentro que ambas empezaron a discutir, y en un descuido, la victimaria de 21 años aprovechó para asfixiar a la otra joven con un cable. Luego la hirió con una cuchillo y decidió cortar el cuerpo con un machete para enviar los restos a la basura.

Los hechos

Eran las 14:15 del 3 de octubre y la tranquilidad de la tarde en la cooperativa Causa Proletaria, en el Guasmo Sur de Guayaquil, fue interrumpida por un grito de terror: “¡Es un descuartizado!”.

Un morador del sector dijo que dos chamberos dejaron caer en media calle un cartón.

Según Judith (nombre protegido), dos recicladores jóvenes pasaban por el sitio con varias fundas, un cartón y un saco de yute, que al parecer era basura.

“El bulto se les cayó del triciclo y dos personas que pasaban por ahí les recriminaron que no dejen esa basura en el lugar, pero los dos muchachos (chamberos) corrieron como alma que lleva el diablo”, manifestó la mujer.

Lo que alertó a los moradores fue que el triciclo y la caja estaban manchados de sangre.

Otra moradora del sector, que se identificó como Johana Martínez, agregó que ni siquiera les dio curiosidad de ver qué había dentro. Solo llamaron a la policía, que al llegar al sitio confirmó que se trata de restos humanos.

El jefe del circuito Guasmo Sur, capitán Stalin Armijos, manifestó que dos los recicladores no superan los 19 años de edad. “Las unidades especializadas investigan la causa del crimen y cómo fue desmembrado el cuerpo”, indicó el agente.

Un oficial de la Dinased confirmó que los restos descuartizados pertenecen a una mujer que todavía no es identificada. “Las fundas contenían todas las partes del cuerpo, pero estamos investigando su identidad y cómo ocurrió el crimen”, declaró el investigador.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA