Ecuador recibió 40 millones de ataques cibernéticos

Las autoridades ecuatorianas aseguran que no han causado daños, y que los problemas han sido “intermitentes”.

15 abr 2019 / 12:00

La decisión de dejar sin efecto el asilo político otorgado al fundador de Wikileaks, Julian Assange, determinó que el país reciba un total de 40 millones de ataques cibernéticos durante los últimos cuatro días. No obstante, las autoridades ecuatorianas aseguran que estos no han causado daños, y que los problemas han sido “intermitentes”.

El viceministro de Telecomunicaciones, Patricio Real, indicó que los ataques se registraron el mismo día en que se conoció la decisión del Gobierno —el jueves 11 de abril de 2019— acerca de la situación del informático australiano.

Es así que se convocó al Gabinete Sectorial de Seguridad —en el que también participó el Ministerio de Telecomunicaciones— para evaluar la situación y coordinar las acciones necesarias implementando el Protocolo de Seguridad “que permita frenar a tiempo cualquier acción que atente contra la institucionalidad del país”.

“Se registraron más de 40 millones de ataques cibernéticos provenientes principalmente de Estados Unidos, Brasil, Holanda, Alemania, Rumania, Francia, Austria, Reino Unido y también desde nuestro territorio”, afirmó el funcionario.

Según el registro que mantienen las autoridades, entre las principales instituciones que recibieron los ataques están: Cancillería, Banco Central, Presidencia de la República, Ministerio del Interior, Servicio de Rentas Internas, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, varios Gobiernos Autónomos Descentralizados, Consejo de la Judicatura, Ministerio de Telecomunicaciones, Ministerio de Turismo, Ambiente y también de algunas universidades.

Real explicó que el tipo de ataque que se registró es lo que se le conoce como “denegación de servicio”, que busca saturar la página web para imposibilitar su acceso. “A tal punto fueron loa ataques al Ecuador, que el 11 de abril pasamos del puesto 51 al 31 a escala mundial en volumen de ataques cibernéticos”, indicó.

Precisó que los ataques destinados a las prestaciones de servicios públicos o vinculados a la seguridad ciudadana, contemplan una pena de cinco a siete años de privación de la libertad.

Además dijo que el plan de contingencia establecido por el Gobierno se mantendrá y está enfocado en las áreas estratégicas para evitar complicaciones. Dejó en claro que no ha existido “robo de información”.

Aseguró que toda la información que están recabando —sobre todo acerca de los ataques que se han dado desde dentro del Ecuador— está siendo canalizada a la Fiscalía para que tome las acciones que corresponda.

El funcionario no quiso adelantar a qué tipo de información se refería. Tampoco quiso precisar si dentro de estos ataques está involucrado el ciudadano Ola Bini, detenido desde el pasado fin de semana para investigaciones. Al momento, está recluido en Centro de Detención Provisional (CDP), en Quito.

Real informó que hay varios estados que están dispuestos a ayudar en este trabajo; uno de ellos es Israel, según dio a conocer.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA