Recibió la bala que era para su padre

Por dispararle a un extrabajador mató a un niño. El crimen ocurrió por saldar una deuda.

02 jul 2019 / 00:01

La muerte de un menor de 11 años, en el sitio conocido como Riecito de la parroquia Bellavista del cantón 24 de Mayo, ha conmocionado a la provincia de Manabí.

Ocurrió a las 17:30 del domingo, cuando una familia que circulaba en una motocicleta fue sorprendida por un sujeto que, con un arma de fuego, la obligó a que bajara del liviano vehículo. El individuo pretendía dispararle a Darío Zambrano, de 44 años, pero el proyectil giró hacia su hijo Javier Darío Zambrano Holguín, de 11.

Tras el impacto, el pequeño cayó en la polvorienta callejuela, donde exhaló por última vez. La detonación alarmó a los habitantes que, al llegar al sitio y encontrar al niño muerto, quisieron tomar justicia por su cuenta. No obstante, el arribo de agentes de la Dinased y peritos de Criminalística evitaron que el presunto responsable del crimen fuera linchado.

En la escena, personal policial tomó contacto con los padres del menor, quienes señalaron a Carlos Tejada, de 55 años, como el responsable del hecho. El sujeto fue entregado a la policía con varios golpes y laceraciones en el cuerpo.

Según el informe policial, el cuerpo del menor fue encontrado en la vía pública, por lo que cercaron la zona para recoger huellas, indicios y vestigios que contribuyan al proceso investigativo.

La herida que derivó en la fulminante muerte, según el reporte, era penetrante: de entrada, a la altura del esternón y de salida, en la región dorsal.

El proyectil salió de un arma de fuego tipo escopeta calibre 16, color café, de fabricación artesanal, que quedó a un costado de la vía.

El cadáver fue cubierto con una manta blanca y rodeado de varias velas. Con la autorización del fiscal de turno, Fabián Mendoza, se procedió al levantamiento del cuerpo. Una dramática escena que arrancó lágrimas a allegados y vecinos.

La causa

Una muerte por diez dólares

Tras las investigaciones preliminares, se conoció que Tejada quiso saldar a bala una deuda que tenía con el padre del niño, quien durante la semana le había exigido el pago de un trabajo que realizó para él. Luego de interceptar a la familia, el sujeto le habría arrojado diez dólares a Zambrano como pago del jornal. Pero enseguida sacó el arma con las consecuencias que lo llevaron a la cárcel.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA