‘Cascabel’ para el contrabando

El sector privado plantea la fijación de umbrales para las importaciones. La medida busca reducir el contrabando técnico y el lavado de activos.

Quito /
28 may 2019 / 00:01

El mal no puede durar cien años. Los productores nacionales aseguran que se cansaron de ser espectadores de las afectaciones a la economía y decidieron plantear alternativas para frenar las actividades ilícitas. En conjunto, varios sectores prepararon una herramienta para implementar controles reales que frenen el contrabando técnico. Ahora, cuentan, solo hace falta la voluntad del gobierno de Lenín Moreno.

El contrabando técnico preocupa porque genera daños en más de una vía. Es mercadería que ingresa al país por rutas legales, pero paga poco en aranceles. Menos de la media.

La propuesta es la determinación de umbrales mínimos a la mercadería importada. Textiles, calzado, maquillaje y cerámica que entren al país tendrán montos mínimos de pago. Cantidades variables que se revisarán de acuerdo al mercado. Si un importador trae mercadería por debajo de esos precios tendrá controles adicionales del Servicio Nacional de Aduanas (Senae), el Servicio de Rentas Internas (SRI) y hasta la Unidad de Análisis Financiero (UAFE). Claro, si la decisión es aceptar la propuesta que algunos representantes del Gobierno califican de positiva.

La UAFE participará porque el ingreso de ítems con precios por debajo del promedio podría estar atado a lavado de activos.

Hay ejemplos concretos. Solo en textiles, según datos de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), se importaron 41.172 toneladas métricas de telas planas por 169,4 millones de dólares. El promedio por kilogramo asciende, entonces, a 4,26 dólares. Varios importadores, sin embargo, trajeron telas por menos de tres dólares. No presentaron la justificación del caso.

Javier Díaz, presidente de la AITE, asegura que la diferencia de precios puede ocultar irregularidades. La fijación de umbrales, según sus estudios, permitirá que el importador justifique el origen del producto.

Si no existe una justificación legal (facturas, contratos y otros documentos) se establecerían sanciones como la suspensión del permiso para comprar mercaderías hasta por dos años. Además, se pondría un especial control en las actividades del empresario.

La medida de umbrales es bien recibida por las autoridades gubernamentales porque aseguran que no afectará al mercado y que incluso generaría más ingresos por el pago justo de aranceles. En textiles, la recaudación adicional al año sería de 40 millones de dólares.

Los empresarios reconocen que la herramienta no es su invención. Los umbrales se aplican en Colombia y Brasil con resultados positivos.

Andrés Rovalino, representante de los productores de cerámica, explicó que este sistema sirve “para equilibrar precios por debajo del costo de producción y nivelarlos en el mercado”. Una herramienta aceptada por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

María Fernanda León, titular de Procosméticos, confía en que la fijación de umbrales -u otros mecanismos- ayude a reducir la afectación para el comercio legal que paga impuestos y genera empleo. En su caso, fragancias, jabones y maquillaje son los que más ingresan de manera irregular.

León, quien representa a importadores y productores locales, agrega un mal adicional del contrabando. La contaminación ambiental. “Un ejemplo son los detergentes. Los productos formales, importados y nacionales son biodegradables. Aquellos que se venden en las calles, sin control y que ingresaron de manera ilegal, tienen sobre el 25 % de fosfatos y otros elementos perjudiciales”, cuenta.

Contrabando técnico

China despierta alertas

El gigante asiático, según textileros y tabacaleros, es el principal proveedor de productos irregulares en el mercado ecuatoriano. Más del 60 % de los productos de contrabando llegan de China.

Los textileros aseguran que de la producción que viene de ese territorio, al menos el 80 % no cumple con las normativas locales. Es decir, solo el 20 % de la mercadería china cumple con el pago correcto y adecuado de aranceles.

EXPRESO consultó, el 15 de mayo, a la embajada de ese país por el ingreso de mercadería con denuncias de irregularidades. La entidad extranjera aseguró que tendría una respuesta pero, hasta el cierre de esta edición, esa postura no llegó.

La huella de ese país se siente, además, en el precio del producto que ofrece para el consumidor local.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA