La Armada desistió del dragado el año pasado

Jairala, Becerra y Morales conocían la decisión. Por meses se negoció la terminación del contrato por mutuo acuerdo.

24 ago 2019 / 00:01

Desde antes de que terminara el 2018, la Prefectura del Guayas conocía de la decisión del Servicio de Dragas de la Armada de no seguir adelante con la ejecución del dragado en el río Guayas, tal como se lo había contratado el 18 de abril del 2018.

A través del Ministerio de Defensa, la Marina informó a la Contraloría General del Estado de las acciones irregulares que hicieron desistir de un negocio de 58,8 millones de dólares. Pidieron un examen especial al proceso de contratación y, a la par, empezaron los diálogos con el Gobierno Provincial para la terminación del contrato de mutuo acuerdo. Todo quedó registrado en documentos y cruce de comunicaciones.

En diciembre del 2018, Jimmy Jairala salió de la Prefectura del Guayas para ser candidato a la Alcaldía de Guayaquil. Lo reemplazó Mónica Becerra, con quien los directivos del Servicio de Dragas de la Armada continuaron los diálogos. En mayo, tras el cambio de administración, las conversaciones siguieron con el prefecto entrante, Carlos Luis Morales.

El miércoles, tras dos meses y medio de negociación, Morales sorprendió a los marinos con la declaración de que terminaba unilateralmente el contrato con el Servicio de Dragas. Adujo incumplimientos.

A través de un comunicado, el mando naval aclaró ayer que la terminación del contrato para el dragado del río Guayas fue por mutuo acuerdo de las partes. “Expresamos nuestro respeto al criterio del señor prefecto; no obstante, ponemos en conocimiento de la ciudadanía que la Prefectura y la Armada acordaron, mutuamente, la finalización del mencionado contrato y por tal motivo la Prefectura de la provincia del Guayas remitió legal y documentadamente las razones técnicas y económicas para proceder de esa manera”.

Este Diario solicitó ayer una reacción a la Prefectura, pero nos informaron que no habría un pronunciamiento sobre el comunicado de la Armada. También fue solicitada una reacción al vocero del exprefecto Jairala, Leonardo Toledo, pero hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta.

La institución militar, sin ahondar en detalles, aseguró que mantuvieron conversaciones con el Gobierno del Guayas como lo hacen cuando se generan discrepancias con otras instituciones con el fin de resolverlas. “El pronunciamiento oficial de la Armada se realizará dentro del plazo establecido por la Prefectura del Guayas”, recoge el documento refiriéndose al periodo de 10 días para que la Armada responda.

Otros datos

La acusación

El oficio enviado por la Prefectura del Guayas al Servicio de Dragas, en el que oficializa su decisión de finalizar el contrato, recoge algunos momentos del proceso. Uno de ellos es que el contratista firmó el contrato sin contar con la maquinaria necesaria para ejecutar el trabajo en su totalidad.

La demora

Son 51 años que espera la provincia del Guayas por la obra del dragado del afluente, sobre todo, la parte del islote El Palmar. El sedimento, según el contrato firmado y ahora finiquitado, iba a ser trasladado al cantón Durán para que sirva de relleno en determinadas zonas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA