El amor pesó más que la vida de su madre

La hija de una empresaria fue detenida por su crimen. La víctima no le permitía una relación. Una mujer ejecutó el hecho.

Manta /
08 dic 2018 / 00:01

Horas después de que el cuerpo de Anna Laura Chávez, de 50 años, arribara desde Estados Unidos al Puerto de Manta, la policía hizo efectiva tres boletas de captura contra cuatro personas; entre ellas, su hija Ericka Perotti Chávez, de 22 años. La Fiscalía la señala como la autora intelectual del crimen de la empresaria.

El pasado 12 de noviembre, Ericka viajó en un avión ambulancia hasta Miami, con el cuerpo de su madre. 48 horas después de haber sufrido el atentado criminal.

El viaje se realizó con la intención de salvarle la vida, lo que no se pudo. Desde entonces, quienes investigan el caso comenzaron a sospechar de ella, por las presuntas y constantes peleas que mantenía con su madre.

“Todo se manejó bajo reserva y no podíamos revelar parte de las investigaciones hasta que la principal sospechosa llegara al país y fuera detenida. De lo contrario, por esquivar a la justicia, podría haberse quedado en Estados Unidos”, manifestó el fiscal Paco Delgado, quien investiga el crimen.

Otras dos mujeres y un hombre también fueron detenidos por el hecho.

Pero, fue “la hija de la fallecida, quien presuntamente habría planificado el asesinato de su madre, porque ella no aceptaba una relación amorosa que esta mantenía con una persona de su mismo sexo”, añadió el funcionario.

Según Delgado, existen graves indicios que involucran a Ericka Perotti en el atentado mortal de Anna Laura, como llamadas telefónicas y acercamiento con las personas que presuntamente participaron en el crimen, y de quien disparó la noche del asesinato. La red social Facebook fue uno de los elementos principales para poder identificar plenamente al autor material del crimen.

“La que disparó fue una mujer. Utilizó una peluca y después de cometer el crimen camino varios metros sin darse cuenta de que era observada por una cámara de seguridad donde capta su rostro y se reúne con sus cómplices”, detalló el fiscal.

Cuando lograron obtener sus nombres, los investigadores llegaron al acercamiento que tenían esas personas con Ericka Perotti (hija de la occisa), a través de las redes sociales y llamadas telefónicas hechas un día antes del atentado entre ellos, detalló Delgado.

El funcionario solicitó, ayer, audiencia para formular cargos en contra de los sospechosos, identificados como: Mishell Burao García, Angie Belén Reyes y Gabriel Bermello Mero. Este último con cuatro antecedentes por delitos contra la vida y drogas. Por este último, cumplió una pena de cinco meses de cárcel. El 6 de febrero se giró su libertad.

En detalle

Las capturas

Los sospechosos fueron detenidos en la ciudadela Universitaria, cuando Ericka (después de llegar a Ecuador) fue a visitar en la madrugada a Burao, quien presuntamente habría realizado los disparos. Gabriel Bermello y Angie Belén, presuntos cómplices, fueron apresados en la parroquia Leonidas Proaño de Montecristi.

El expendedor

El 9 de septiembre de 2016, Gabriel Bermello fue detenido junto con otras dos personas, en un operativo policial que buscaba desarticular una banda dedicada a la venta de drogas, robo de accesorios de vehículos y robo a transeúntes. La organización tenía como puntos de venta, las escuelas y colegios del sector de Tambillo.

La inocencia

Fernando Rivadeneira, abogado de Ericka Perotti y Mishell Burao, sostuvo que sus clientes no tienen que ver en lo que se les acusa y que demostrará su inocencia. Reclamó que la policía no le haya permitido a Ericka acercarse al cofre de su madre. “Se están vulnerando sus derechos”, dijo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA