Falló el control en el ingreso al país del bus accidentado

Colombia advirtió que el automotor no tenía permiso de circulación internacional. Moreno cesó a varios funcionarios por Twitter. Hubo 24 fallecidos y 22 heridos.

Quito /
15 ago 2018 / 00:00

Esta vez fue un bus de matrícula colombiana. El accidente, ocurrido la madrugada de ayer en la vía Pifo-Papallacta, provocó la muerte de 24 personas y dejó 22 heridos. Las primeras investigaciones, en Ecuador y en Colombia, delatan un posible error en el control en el paso fronterizo.

Ese error les costó el puesto, por disposición del presidente Lenín Moreno, al director de la Policía de Tránsito, al director de la Comisión de Tránsito y “a toda la cadena de mando que no ejerció el debido control”, dijo el mandatario en redes sociales.

El bus, en el que viajaban colombianos y venezolanos, fue contratado en el vecino país como servicio turístico. Pablo Calle, director de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), explicó que el vehículo tenía seguro y el certificado de revisión técnico-mecánica. La empresa, además, tiene las pólizas vigentes. Esos documentos debían ser revisados en el lado ecuatoriano. Ayer, Calle esperaba que esos papeles sean enviados desde la frontera hasta Quito para estar seguros de que se cumplieron los requisitos de ingreso. “No existe evidencia de que se haya omitido alguna norma”, declaró al mediodía.

Pero tal vez sí hubo una omisión. El Ministerio de Transporte de Colombia informó, en un comunicado, que la empresa no contaba con autorización para tránsito internacional. Se “requiere una habilitación previa del Ministerio de Transporte, la cual no ha sido asignada ni otorgada a la empresa. El vehículo tampoco cuenta con autorización”, explicó. En el vecino país, la compañía y el paso del vehículo por la frontera están en investigación.

No es la única contradicción. Calle dijo que los dos choferes de la unidad contaban con el título habilitante para circular. Según Colombia, la licencia de uno de los conductores no aparecería en sus registros.

El vehículo, perteneciente a Transportes Especiales del Oriente, cruzó la frontera al mediodía del 13 de agosto. A las 02:55 se registró la alerta en el ECU-911 sobre un accidente en el sector de Palugo. La hipótesis de la policía es que en el kilómetro 10 el bus chocó a un vehículo pequeño en el que se movilizaba una familia. Luego descendió sin control hasta el kilómetro 8,5 y se impactó contra un poste y varias viviendas antes de volcarse. Dio, según se presume, cuatro giros.

Patricio Carrillo, director de operaciones de la Policía, añadió que “al parecer hubo una afectación en el sistema de frenos”. Eso debe confirmarse.

El vehículo era de transporte turístico, por lo que no tenía rutas ni frecuencias en Ecuador. Ahora este supuesto recorrido turístico también está en investigación en Colombia. La revista Semana, con base en información oficial, detalló que aparentemente existía un contrato firmado el 10 de agosto, en Bucaramanga, entre Gino de Jesús Moreno Pradilla, representante legal de la compañía, y Claudia Ximena Orozco Córdoba.

Pero, según Colombia, Moreno Pradilla “certificó que ese documento no fue expedido por él y señaló que quien firmó fue un exgerente de la empresa, lo cual demuestra el fraude en la documentación”.

Mandatarios enviaron condolencias

El accidente de tránsito afectó a tres países. Los mandatarios de dos de ellos reaccionaron en Twitter. Nicolás Maduro, de Venezuela, guardó silencio.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de los hermanos que estuvieron en el accidente. Nuestros deseos de pronta recuperación a los heridos”, dijo Lenín Moreno.

El mandatario de Colombia, Iván Duque, dijo que “con dolor recibimos la noticia del accidente (...) en el que fallecieron varios colombianos. Toda mi solidaridad con sus seres queridos”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA