sábado, 19 mayo 2018
20:04
h. Última Actualización

Dr. Google

Las consultas que lideraron el 2017. En el mundo, 1 de cada 20 consultas es sobre salud. Hacer lo que ve en la web tiene riesgos.

19 dic 2017 / 00:01

¿En qué consiste la dieta de la bella durmiente? Esa extraña ‘receta’ para bajar de peso llevó este año a los ecuatorianos a consultar a Google para conocer un poco más sobre los supuestos beneficios de esta moda que se promocionaba en Internet y que tuvo un ‘boom’ en junio.

Entre todos los supuestos planes para bajar de peso que surgen en Internet, está este, considerado por los especialistas como uno de las más ‘tirados de los cabellos’, pues para que usted coma menos, deberá dormir mucho más (ver las dietas famosas).

En Google Trends, donde se exploran las tendencias de búsqueda, hay otras dietas muy consultadas aunque algunas no son tan nuevas, como la alcalina, la vegana, la famosa mediterránea y la del huevo cocido, que trascendió en 2016. Unas avaladas y otras sin sustento.

Dr. Google es para muchos el método al que acuden para saber cómo perder peso de la manera más rápida posible (aunque esto no es lo recomendable) y también para conocer sobre los síntomas de esas enfermedades que temen padecer. Pero, ¿hasta qué punto es recomendable acudir a Google para empezar una dieta o para saber qué enfermedad podría padecer?

Evelyn Ponce, con una maestría en Nutrición y Biotecnología Alimentaria, dice que tampoco hay que satanizar a este buscador que puede darnos información importante. El problema, dice, es que mucha gente no se guía por fuentes fidedignas, de estudios científicos y de profesionales. “La población se deja guiar por los resultados en otra persona y no qué le conviene a su cuerpo”, explica.

Recuerda también que es un riesgo querer bajar rápidamente de peso, porque ese es un proceso que debe durar un año. De lo contrario, puede tener deficiencias, como pasa si sigue esas famosas dietas de Internet (de la piña, de la sandía...). “ Al final, no le garantiza nada y lo que pierden no es peso, sino agua en los primeros días y luego la recuperan”.

Y cuando se habla de buscar síntomas, una de las mayores inquietudes es saber cómo se manifiesta el cáncer de mama.

Luis Péndola, mastólogo y quien labora en Solca, en el Omnihospital y en el Centro Oncológico Integral (Cenoni), dice que los síntomas están descritos en Google y son siempre los mismos, pero los tratamientos varían. “Usted puede hasta encontrar a alguien que cura el cáncer con agua de manzanilla y eso está mal”.

En esa lista de las enfermedades más consultadas por los ecuatorianos hay otras, como las arriba descritas, que incluyen a la hipertensión y al cáncer de estómago. Carlos Mawyin, médico clínico intensivista, dice que el avance en tecnología permite estar al día en la información, por lo que los pacientes buscan conocer más.

EXPRESO le muestra las enfermedades más buscadas y le recuerda que Dr. Google no reemplaza a su médico.

Dr. Google

EL CÁNCER DE MAMA

Este tipo de cáncer ocupó el año pasado el primer lugar entre los nuevos casos detectados en las mujeres en Solca Guayaquil. Las páginas especializadas coinciden en que una prueba de que algo no anda bien es la aparición de una masa o protuberancia, además de una contracción de los pezones y de una extraña secreción. Otra señal es el enrojecimiento, descamación o engrosamiento de la piel del seno.

LOS QUISTES EN EL OVARIO

Hay quienes no muestran síntomas. Si hay dolor, suele ser porque los quistes se vuelven más grandes y se rompen. En algunas mujeres se presenta hinchazón abdominal, dolor pélvico poco después del comienzo o finalización del período menstrual o durante las relaciones sexuales. Según el caso, hay unos que provocan sangrados y también los que causan cambios en los periodos menstruales.

LAS MOLESTIAS DE LA MENOPAUSIA

Aunque no se trata de una enfermedad, sus síntomas están entre los más buscados. El inicio de esta etapa en la vida de la mujer se manifiesta en algunas de ellas con irritabilidad, mientras que en otras hay ansiedad, dificultades de concentración, disminución de la libido y sofocos. Se empieza a sufrir de una pérdida de masa ósea.

Dr. Google

LA NEUMONÍA Y LA TUBERCULOSIS

El año pasado, la neumonía ocupó el tercer lugar de las causas de morbilidad en el país, con más de 32.000 casos. Suele manifestarse con fiebre alta, escalofríos, tos con flema y falta de la respiración al hacer las tareas diarias. En cuanto a la tuberculosis, los signos son: tos intensa que dura tres semanas o más, dolor en el pecho,

tos con sangre o flema que sale del fondo de los pulmones.

LA PRESIÓN ALTA

La hipertensión arterial está considerada como ‘el enemigo silencioso’, porque no suele presentar síntomas. En el país, el 9,3 % de la población de 18 a 59 años la padece y podría ser aún más, según las nuevas pautas de la Asociación Americana del Corazón. Las normas reajustaron la medición. Si la lectura da 130/80 o más ya se considera alta. Antes se indicaba que era hipertensión si superaba los 140/90.

EL CÁNCER DE ESTÓMAGO

En Solca Guayaquil, el año pasado se diagnosticaron 1.379 nuevos casos de cáncer en hombres y el de estómago ocupó el cuarto puesto. No suele detectarse en estadio temprano, porque no causa síntomas específicos. Y cuando los síntomas se presentan suelen confundirse, pues aparece indigestión o acidez estomacal, dolor en el abdomen, náuseas, vómito, diarrea o estreñimiento y pérdida del apetito.

Dr. Google

LOS DOLORES DE LA CIÁTICA

Dependiendo de la parte del nervio afectada, aparecerán los síntomas. En algunos casos suele ser tan fuerte el dolor que llega a ser inhabilitante. Generalmente, afecta solo un lado de la parte inferior del cuerpo y, en muchas ocasiones, se irradia desde el área inferior de la espalda por toda la parte posterior del muslo y baja por la pierna. Es en esta zona donde se siente más intenso el dolor.

EL MOLESTO COLON IRRITABLE

El colon irritable, cuya denominación más exacta es Síndrome del Intestino Irritable, se presenta con dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal (diarrea o estreñimiento). Las causas no son claras, en algunos casos aparece luego de una infección intestinal bacteriana o por parásitos (yardiasis). El estrés también suele desencadenarlo.

LAS INFECCIONES POR CLAMIDIA

Es una enfermedad común de transmisión sexual que afecta a hombres y a mujeres y que es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Muchas personas no se dan cuenta de que la padecen, porque no presenta síntomas en etapa inicial. Varias semanas después, en las mujeres aparecen síntomas como flujo vaginal anormal, olor fuerte, sensación de ardor al orinar y dolor durante las relaciones sexuales. En el hombre, hay secreción del pene.

El buscador fortalece información sobre 900 enfermedades

En Internet usted puede encontrar de todo, desde cómo arreglar algo, cómo atar una corbata, cómo besar, cómo quedarse embarazada, cómo dibujar, cómo ganar dinero, cómo perder peso... Las consultas sobre el ‘cómo’ han aumentado en más del 140 % desde el 2004, según Google News Labs.

Esas son solo una muestra de la diversidad que hay allí, pero a la hora de analizar las estadísticas, se destaca un dato clave: una de cada 20 consultas tiene relación con temas de salud. Eso llevó a que la plataforma pensara en la necesidad de elaborar tarjetas informativas sobre 900 de las dolencias más buscadas en varios países de América Latina, incluyendo Ecuador.

¿Cómo funciona? Solo debe escribir ‘síntomas de’ y el nombre de la enfermedad para que de inmediato le aparezca un marco de información de la condición médica. Eso incluye una descripción general, además de los síntomas más comunes y las vías de tratamiento. Esa ficha aparece del lado derecho de la página web.

Se trata de información avalada por un médico y que también es verificada por la Clínica Mayo, donde trabajan más de 3.700 médicos y científicos.

La necesidad de conocer sobre salud ha hecho que vayan apareciendo otras opciones. Por ejemplo, en Colombia, surgió 1DOC3 como una plataforma que conectaba a los médicos con sus paciente para reservar citas, pero que luego integró la función de preguntas y respuestas.

A LA CARTA