jueves, 22 febrero 2018
16:46
h. Última Actualización

Indigestión, llega la época de los excesos

Inicia la temporada de más reuniones sociales del año y allí ponemos a prueba a nuestro estómago.

28 nov 2017 / 00:00

¿Ya tiene lista su agenda social de diciembre? Para muchos, ese intenso movimiento de reuniones entre amigos, familiares y compañeros de trabajo arranca los primeros días del mes, en ese afán de poder cumplir con todos.

No queremos perdernos ningún encuentro y no tiene que hacerlo, pero hay que alistar a uno de los protagonistas especiales de estas celebraciones: su estómago.

Para esta época es común para los médicos ver casos de indigestión, causados por los excesivos consumos de comida o de alcohol. Incluso ese estrés al que se somete en estos días por la locura del trabajo y por todas las compras que debe hacer, provocan esos gases y molestias. Saber qué detona este problema podrá hacer que lo mantenga a raya. EXPRESO le muestra ocho de los mayores causantes de indigestión y cómo actúan.

Pero si no pudo contenerse con la comida, deberá cuidarse al menos los tres días siguientes. Los especialistas explican qué hacer, qué tan válidos son los consejos de la abuela y cuándo preocuparse por esa indigestión o dispepsia, como la llaman los médicos.

Los detonantes

EL ALCOHOL

En esta época en que las reuniones y las fiestas llegan una tras otra, hay que saber controlar el consumo de bebidas alcohólicas. Un exceso en la ingesta puede llevarlo a una indigestión. Claro, esto es lo menos complicado, pues hay quienes pueden llegar a un cuadro más severo como una intoxicación alcohólica.

LO PICANTE

Para algunas personas, lo picante le da el mejor de los toques a la comida, pero en muchos casos es también capaz de sacar lo peor de su estómago. Es una sensación molesta, que incluso aparece cuando ingiere alimentos muy condimentados y comidas excesivamente grasosas.

LOS EXCESOS

Hay esos días en que nos sentimos tan ansiosos, que comenzamos a comer con desesperación todo lo que se aparezca en nuestro camino. O nos ponen en frente uno de esos platos a los que no podemos resistirnos y comemos hasta no poder más. Esos excesos lideran las causas de la indigestión.

Indigestión, llega la época de los excesos

LA DESESPERACIÓN

Más de una vez hemos escuchado de la importancia de comer despacio y masticar bien, especialmente cuando queremos aplicar un truco para no subir de peso. Pero si necesita otra razón para sentarse en calma a disfrutar de sus alimentos, aquí la tiene: esa desesperación por comer rápido lo puede indigestar.

LOS NERVIOS

¿Es de los que no logra controlar sus emociones?, ¿dónde siente que se le acumula ese estrés? Seguramente en el estómago. Por eso siente que si come algo, aparece una pesadez y un problema para digerir que se suma a su estado de tensión. En otros casos aparece diarrea o, por el contrario, estreñimiento.

MUCHA FIBRA

Comer fibra ayuda a tener una buena digestión, pero consumirla en exceso puede llevar a su organismo a una reacción negativa. Es allí cuando empieza a sentir distensión y gases. Eso provoca que su abdomen se vea hinchado y que se sienta incómodamente lleno.

FUMAR

Aunque no lo crea, esa indigestión que siente puede estar causada por el cigarrillo. Así es, fumar no solo afecta a sus pulmones, sino que además llega a causar acidez y reflujo. Este último problema hay que tratarlo a tiempo pues puede provocar una afectación mayor al esófago.

Indigestión, llega la época de los excesos

DEMASIADA CAFEÍNA

Tomar café hace bien, pero en la dosis correcta. Un reciente estudio que dirigió la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer recomienda tres tazas para aumentar su expectativa de vida. Pero una dosis mayor, aumenta la producción de ácido del estómago, lo que podría conducir a la indigestión.

LOS EXPERTOS

Xiomara Guerra / doctora en nutrición *

¿Qué hacer si se indigestó?

Si se produjo una dispepsia (indigestión) por comer en exceso o ingerir demasiada grasa, hay que tomar ciertos cuidados:

1. El primer paso. Lo primero que debe hacer es evitar la motilidad gástrica, es decir que se debe tener un reposo gástrico.

2. Evite los alimentos con alto contenido de grasas saturadas como embutidos, carnes rojas y frituras con harinas porque estas absorben la grasa quemada que suelen utilizar para prepararlas, lo que resulta tóxico para el organismo.

3 ¿Y los lácteos? Los alimentos tienen que estar bien cocinados. Evite el consumo de productos lácteos, a excepción del yogur. También limite los alimentos crudos que contienen fibra, como las hojas verdes.

4. Coma a las horas debidas sus tres comidas diarias. Consuma las frutas en forma de compotas, purés y batidos con yogur. Eso lo puede hacer en los dos o tres primeros días luego de que se presenta la dispepsia y de ahí puede ir agregando alimentos cocinados al vapor.

5. Luego puede consumir las frutas de fácil digestión como el melón, las manzanas, el guineo y las peras. Evite por el momento las frutas cítricas, por el alto contenido de potasio.

* Dietista experta en educación alimentaria nutricional.

Rodolfo Farfán / gastroenterólogo *

Cuándo preocuparse

1. Otros síntomas. Si los síntomas de la indigestión se acompañan de diarreas frecuentes, vómitos, malestar o fiebre, podría tratarse de un proceso de gastro-entero-colitis, producido por virus o toxinas si es muy cercano a la ingestión de alimentos de dudosa procedencia y si no tiene un conteo de leucocitos altos. Si, en cambio, tiene un período de incubación de una semana o más y hay leucocitos altos, puede ser contaminación bacteriana.

2. Apendicitis. Debemos preocuparnos si hay además cólicos fuertes o dolor en la fosa ilíaca derecha. Podría ser una apendicitis. Además, si los vómitos o la diarrea son muy frecuentes, puede haber deshidratación.

* Jefe de Docencia del Hospital Luis Vernaza.

Cora Gallardo / nutricionista *

Las épocas de más casos

En el año, hay dos épocas en las que se van más casos de indigestión y son seguidas:

1. Diciembre. La gente se enferma más porque hay muchas fiestas, reuniones de amigas, de compañeros, de familiares, los advientos, la novena... Sale de sus horarios particulares para tener mucho evento social y comer cosas que son diferentes.

2. La playa. Va a la playa, se toma algún trago y come de todo: empanadas, bollos, helados... El aire marino abre el apetito. A veces hasta come lo que hay en casa. Entonces es una exagerada cantidad y variedad de alimentos que hacen que se produzca la indigestión.

* Es también chef.

A LA CARTA