jueves, 24 mayo 2018
23:48
h. Última Actualización

Un deleite para su salud

Una porción de salmón o un chocolate negro son un regalo no solo para su paladar, sino también para su cerebro.

15 may 2018 / 00:00

La lectura y los ejercicios de memoria son un buen entrenamiento para el cerebro, pero hay otra manera de mantenerlo en forma y su paladar también lo agradecerá. Una porción de un exquisito pescado azul le beneficiará más de lo que cree y ni qué decir del chocolate negro o de las almendras.

Debe saber que lo que ponga en su plato se reflejará en su concentración y en su salud cerebral a futuro. La nutricionista Diana Mendoza cita como ejemplo al Omega 3, que incrementa el desarrollo funcional. “Es fundamental mantener el equilibrio entre proteínas, carbohidratos y grasas, aportando vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, para que los sistemas de comunicación y el cerebro funcionen de manera adecuada”, indica.

Aunque hay otros alimentos que pueden atraparnos es mejor que los limite, explica la nutricionista Glenda Tandazo. En la lista están los aceites y grasas saturados, como la mantequilla y las mantecas animales, además de las grasas hidrogenadas industriales, las trans y los productos de bollería industrial. ¿Por qué? Dice que su consumo habitual afecta a la memoria. “En muchos casos está asociado a alzhéimer”, explica. Por eso, hay que saber qué elegir. EXPRESO le presenta algunos de los superalimentos que no deben faltar en su plato.

Los pescados top

El secreto está en comer los pescados que contengan Omega 3, como el salmón, el atún y la sardina, así tendrá una mejor memoria y concentración. Se recomienda consumirlos dos veces a la semana y en una porción que no supere al tamaño de la palma de la mano.

La ‘superfruta’

Al arándano o mortiño se lo llegó a conocer como “la superfruta del siglo XXI”. Por su alto contenido en fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes, y especialmente de antocianinas, ayuda a reducir el riesgo de demencia y los efectos del alzhéimer.

A comer brócoli

Si es de los que no gusta de este ‘arbolito’, hay un importante motivo para que empiece a incorporarlo en su plato: es un aliado de su cerebro. Contiene una sustancia que ayuda a la memoria, además de vitamina K, que fortalece las habilidades cognitivas. Debe comer esta y otras verduras al menos cinco veces por semana.

El poder de los frutos secos

Por ser fuentes de vitamina E, están relacionadas con las habilidades cognitivas que decrecen con la edad. Las nueces, las almendras, el maní y las semillas de girasol son recomendables, pero no se exceda. No consuma más de un cuarto de taza al día.

Un delicioso premio

Una porción de chocolate negro le ayudará a una buena circulación sanguínea al cerebro, gracias a sus flavonoides. Su alto contenido de cobre y potasio permite prevenir enfermedades cerebrovasculares. Prefiera el que tiene más de 60 % de cacao y no más de un pequeño chocolate al día.

Consuma avena

Este es uno de los alimentos más ricos en silicio y eso hace que sus beneficios se multipliquen. Es un aliado para la renovación de tejidos conectivos, además de que gracias a sus glúcidos obtiene energía y su vitamina B1 potencia la memoria. Un cuarto de taza con yogur es lo sugerido.

A LA CARTA