domingo, 25 junio 2017
17:17
h. Última Actualización

Una buena defensa para las infecciones

22 nov 2016 / 00:00

El medio ambiente donde nos desenvolvemos puede constituir un lugar para contraer infecciones y enfermedades si no lo mantenemos limpio, por lo que el sistema inmunológico de la persona expuesta juega un papel fundamental en la prevención, resalta Adriana Yaguachi Alarcón, máster en Nutrición Clínica.

Esta profesional, quien es además egresada del PhD en Ciencias de la Salud, asegura que una de las claves para fortalecer nuestras defensas es tener una adecuada alimentación. Entre los principales nutrientes están:

1. Carbohidratos. A más de aportar energía al organismo, ejercen un papel fundamental en la respuesta inmune celular. Los podemos encontrar en los alimentos como panes, cereales, tubérculos, granos secos y salvados de cereales.

2. Proteínas. Las de alto valor biológico, es decir, que contengan aminoácidos esenciales como carnes blancas (pollo, pescado) y claras de huevo, ayudan a combatir de manera rápida las infecciones. El consumo regular de lácteos como el yogur puede aumentar las defensas inmunológicas intestinales.

3. Vitamina C. Sube la producción de interferón (sustancia celular que impide a una amplia gama de virus provocar infecciones). Lo podemos obtener de vegetales de hojas verdes oscuras como acelga, nabo, espinaca, berro, brócoli y de frutas cítricas como: naranja, mandarina, piña, maracuyá, kiwi, entre otros.

4. Vitaminas del complejo B. Son esenciales para el metabolismo intracelular normal. Está en granos, huevos, pollo, carne, mariscos, frutos secos y cereales integrales.

5. Vitamina A. Ayuda a mantener la integridad de la superficie de las mucosas (barreras naturales contra infecciones). Las fuentes primarias son: carnes, huevos, productos lácteos, vegetales y frutas de color amarillo.

6. Vitamina E. Aumenta la respuesta inmunológica frente a infecciones. La encontramos en aceites vegetales, nueces, aceitunas, germen de trigo y vegetales de hojas verdes oscuras.

7. Zinc. Es un oligoelemento muy conocido, ya que participa en la formación de anticuerpos. Está en mariscos, carnes, productos lácteos, frutos secos (nueces y almendras) y granos secos (garbanzos y frejoles).

TAGS:

A LA CARTA