martes, 28 marzo 2017
09:06
h. Última Actualización

Los errores en el cuidado diario

13 mar 2017 / 20:06

En el cuidado diario de la piel solemos cometer más errores de los que podemos imaginar. Desde el tipo de cosméticos y cremas que usamos hasta la forma en que nos exfoliamos. Incluso nos equivocamos al aplicarnos productos naturales a los que damos por milagrosos y que pueden ocasionarnos reacciones desfavorables. La dermatóloga y cosmiatra Rooxi Casquete de Cantos, con más de 20 años de experiencia en el área, da algunas recomendaciones.

- Los cosméticos

- El maquillaje no debe tenerlo más de cuatro horas. A la hora del almuerzo, lávese la cara y vuelva a aplicárselo.

- Use cosméticos para su tipo de piel.

- Fíjese en la fecha de caducidad.

- Los productos naturales

- Una de las sustancias naturales más nobles es la avena, tiene una acción emoliente, es de fácil adquisición, hidrata la piel y rara vez provoca reacciones adversas. Pocas personas son alérgicas a las proteínas de la avena, que tiene una acción tópica superficial.

- Con las plantas sí debemos tener cuidado. El aloe vera es bueno para unos, pero no para todos. Cuando la parte verde entra en contacto con la piel se produce lo que llamamos fotosensibilización, es decir que al salir al sol le va a manchar.

- La leche de la cebolla es una sustancia con efecto cicatrizante, pero además es irritante. La leche de la papaya también provoca irritaciones.

- Si su piel es mixta o grasa (en nuestro medio entre el 80 % y 90 % de las personas la tienen), puede colocarse una mascarilla de pepino.

- La exfoliación

- Debe hacerlo con productos suaves y no con intensidad. Hágalo cada quince días y recuerde que la piel no tiene que arder, irritar o quedar roja.

- Al bañarse

- Si su piel es seca, tiene que tomar baños cortos porque mantener la piel mucho tiempo en el agua le va a producir deshidratación. Utilice agua templada, no caliente, porque esta última tiende a resecar más.

- Si la tolera (cualquier tipo de piel), prefiera el agua fría. Esta provoca más contracción en la parte muscular. No está comprobado, pero usar mucha agua caliente incide en la deshidratación y también en mayor flacidez.

A LA CARTA