miércoles, 20 junio 2018
17:40
h. Última Actualización

Daños en vehículos por inundación, un mal evitable

En una emergencia, se aconseja retirar las moquetas y alfombras. No insista en darle arranque al auto.

07 mar 2018 / 00:00

Aunque tradicional y erróneamente se lo conoce como motor o auto ahogado, el daño en un vehículo por inundación es un problema que se puede prevenir y solucionar de una forma sencilla.

En época de lluvia es muy común ver algunos carros detenidos o siendo empujados en medio de los “ríos” que se forman en varias ciudades.

Contrario a lo que muchos creen, los daños por inundación no siempre ocurren de forma inmediata —cuando el auto se sumerge en el agua—. Algunas veces el motor comienza a fallar unos metros más adelante e incluso varios días y hasta meses después.

“El agua es el peor enemigo del motor y por eso hay que tomar todas las precauciones posibles”, explica Julio Bazurto, de La Casa del Carburador.

Al entrar en contacto con el agua, los cables que conforman el sistema eléctrico del vehículo se sulfatan y dejan de enviar la información correcta a la computadora o cerebro, generando fallas que podrían interrumpir su traslado. Ese efecto se puede dar incluso unos meses después, creando dudas en el conductor.

“Un detalle aparentemente tan pequeño, como las filtraciones de agua por el mal estado de los cauchos del parabrisas, puede darle más de un dolor de cabeza. Hay autos que tienen la computadora por la guantera o del lado del conductor y cuando le entra agua comienza a fallar, incluso sin necesidad de haber entrado a una calle inundada. Claro está, también hay casos de los que tienen el alternador muy abajo y quedan más expuestos”, afirma el electromecánico Diego Jerez.

Sin importar el escenario, una labor preventiva o conocer qué hacer en caso de emergencia, le evitará pasar un mal rato al frente del volante.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA