sábado, 25 noviembre 2017
01:33
h. Última Actualización

La piel revela más que su edad

14 mar 2017 / 00:02

¿Qué tanta atención le presta a su piel?, ¿ve más allá de esas antiestéticas manchas o de aquellas incómodas líneas de expresión que se le marcan cada día más? Es hora de que se fije bien en las señales. La piel es como un libro abierto que nos permite saber si algo está pasando con nuestro organismo.

Se manifiesta de las más distintas formas. Puede ser que una mancha no le indique problemas de sol, sino más bien el déficit de una vitamina. O que ese acné que le aparece a las mujeres en la edad adulta no sea precisamente por el exceso del consumo de grasa, sino por la aparición de quistes en el ovario.

Las señales son diversas. Desde manchas e irritaciones, hasta úlceras y alteraciones en el tono de la piel. Y las causas también son variadas, desde algo sencillo como una alergia, hasta la alerta de enfermedades como una diabetes o problemas de tiroides.

Tania Cazar, cirujana dermatóloga especializada en Argentina y docente de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, recomienda a los pacientes acudir de inmediato al médico ante cualquier alteración. Los exámenes permitirán definir si se trata de un problema que nace y termina en la piel y si es de fácil resolución o si este se origina en otra zona.

“En pacientes con colitis o con cualquier otra afectación del tracto digestivo, el problema se puede manifestar con úlceras en la piel, con prurito, descamación intensa, sobre todo en las piernas”, explica.

También hay situaciones en las que las manifestaciones tienen que ver con enfermedades sistémicas como el lupus e incluso con alergias provocadas por el consumo de ciertos medicamentos.

Incluso, hay que saber que esos tonos oscuros que aparecen en el cuello o la axila no son por mala higiene, sino que pueden tener relación con la diabetes, explica Rodrigo Huacho, jefe de Dermatología del Hospital Guayaquil y secretario de la Sociedad Ecuatoriana de Dermatología. Reconoce que muchos pacientes se fijan en las señales cuando el mal se ha agravado.

Miguel Ordóñez, médico dermatólogo y gerente del Centro de Diagnóstico Clínico Quirúrgico Cendiacq, explica que la palidez puede indicarnos un problema de anemia, pero también una disminución de la hormona tiroidea. Y así hay señales para todo, llegando a ser desde temas de poco cuidado hasta otros que requieren de más atención como el cáncer. Así que preste atención a su piel. EXPRESO les muestra algunas de las señales más comunes.

1. Las manchas

Si en su piel se forman manchas, preste atención. La blanca aparece por un exceso de exposición solar, la marrón por acumular mucho hierro en la sangre y la parda por melasma, obesidad o diabetes. Si es azul, puede revelar problemas circulatorios y si es roja o rosa, dermatitis o erupciones.

2. El acné

Es usual tener acné en la adolescencia, pero cuando se presenta en la mujer adulta y de forma continua, puede indicar la existencia de quistes en los ovarios. Se produce por un desequilibro hormonal que llega a degenerar en cambios en el ciclo menstrual y muchas veces en problemas para embarazarse.

3. La palidez

No se trata de manchas sino de un tono pálido en la piel. Puede ser sinónimo de una anemia causada por falta de hierro en el organismo. Suele acompañarse de otros síntomas como la aparición de círculos oscuros alrededor de los ojos y cansancio. También es señal de un problema en el hígado.

4. Un tono negro

Hay casos en los que se ve a personas con notorias manchas oscuras en el cuello. Debe saber que no se trata de un problema de aseo, sino de acantosis nigricans, es decir de resistencia a la insulina, la cual es el primer paso a la diabetes. El tono negro se presenta también en pliegues del cuerpo, como axilas y nudillos.

5. La resequedad

Si nunca ha padecido de resequedad y de pronto se le presenta este problema o comienza a sentir la piel muy gruesa, especialmente en el área del mentón, es posible que se trate de un desbalance hormonal originado en la tiroides, que es una glándula que segrega hormonas que influyen en el metabolismo y en el crecimiento.

6. El sarpullido

En climas como el actual, el sarpullido es consecuencia de una obstrucción de la piel ante el intenso calor, pero puede tratarse también de una infección si viene acompañado de dolor y fiebre. O que aparezca por una alergia. Sin embargo, cuando este se presenta bajo la nuca o en los brazos y es ligeramente oscuro indicaría riesgo de diabetes.

7. Los codos

Cuando los codos se tornan oscuros hay varias causas. La más común es por resequedad. Pero puede tratarse también de un problema de las glándulas suprarrenales. Estas se ubican encima de cada riñón y liberan diversos tipos de hormonas, que controlan funciones importantes como administrar los niveles de azúcar en la sangre y regular el equilibrio de agua y sal en el cuerpo.

8. Las grietas

La deficiencia de vitaminas B2 y B3 provoca una enfermedad llamada estomatitis angular, que se manifiesta con grietas en la comisura de la boca. La falta de estas vitaminas puede derivar en el enrojecimiento de la piel y que esta se agriete en determinados puntos del rostro. Este mal se ve más en los vegetarianos debido a que no ingieren huevos, carne magra o pescado.

9. La descamación

Las manos pueden presentar descamación por muchos motivos: por efecto de ciertos medicamentos, por infecciones de la piel, por una sudoración excesiva, por la alergia a ciertos medicamentos fuertes, por una sobredosis de vitamina A y también por psoriasis o algún trastorno de origen genético.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA