viernes, 18 agosto 2017
20:43
h. Última Actualización

Escápese del estrés coloreando

Cada vez más adultos colorean mandalas y otros dibujos para reducir las tensiones del día a día.

21 abr 2017 / 00:00

Con lápices y plumones de colores, Cinthya Vera (32) y su hija Camila Isabela Andrade (8) pintan las mandalas (círculos) y zentangles (dibujos abstractos) de los libros que trajo de EE. UU.

Vera es una ‘runner’ guayaquileña que madruga a entrenar, trabaja como agente de viajes ‘freelance’ y gerente comercial del hotel boutique El Escalón, y estudia.

“Siempre busco actividades en común con mi hija. Esto nos ayuda a incrementar nuestra meditación, relajación, a ser más creativas, a prestar más atención a los detalles. Nos conectamos mucho cuando pintamos y apreciamos más lo que hacemos en conjunto”.

Quienes tienen esta afición no fijan una hora del día para pintar, buscan un tiempo para hacerlo y disfrutarlo.

No solo pintan mandalas y zentangles, sino todo tipo de figuras: naturaleza, animales, flores y hasta malas palabras, como las del texto ‘¡Jódete!’, que trae 40 “palabrotas” para colorear y calmar la ira, diciéndole adiós al estrés.

Estos libros se originaron en Francia, se propagaron en Europa, EE. UU. y Canadá y llegaron a Latinoamérica, donde se popularizan, incluso, en países como Venezuela, inmerso en una grave crisis social, donde los usan para liberar el estrés y la impotencia.

En Guayaquil, la psicóloga clínica y educativa Evelyn Brachetti hizo un cuaderno de trabajo con dibujos para colorear. No son mandalas, sino figuras de la naturaleza, pero su función es la misma: descargar la ansiedad y las tensiones mientras se entretiene.

“Es un recurso que ayuda mucho a personas que tienen algún conflicto emocional, los tranquiliza, ayuda a bajar la intensidad de la ansiedad y la angustia. También se tratan cuadros de depresión e, inclusive, a pacientes muy acelerados que necesitan tranquilizarse”.

Según el neuropsiquiatra Carlos Ortega, los adultos están volviendo a usar los lápices de colores que dejaron a un lado siendo niños porque ante el aumento del estrés y la ansiedad hay más demanda de métodos para relajarse.

Considera que es una práctica “buena, bonita y barata” para aliviar el estrés leve; el estrés crónico y el trastorno de ansiedad se tratan con fármacos y terapia psicológica.

“Mientras más abstracto es el dibujo, más componentes de colores, más segmentos de diferenciación tiene es mejor, el paciente se relaja más porque tiene que centrar su atención en qué colores pone, cómo los combina. Eso le causa placer y libera ciertas sustancias en el cerebro como dopamina, que genera la sensación de bienestar”.

La artista visual Karina Nogales aclara que el arte y la producción artística y el arteterapia no son lo mismo. “El arteterapia es el uso de técnicas artísticas con fines terapéuticos, para tratar problemas internos, mejorar la calidad de vida u ocupar correctamente el tiempo”. El “rellenar espacios” de los mandalas es apropiado cuando no se tiene mucha habilidad para el dibujo; se trabaja con el color y sus combinaciones. Colorear es manipular una técnica artística.

MANDALA

Es de la India y en sánscrito significa círculo o rueda. Son diagramas en forma de círculos, cuadrados y octógonos alrededor de un centro. Para los budistas su función es la meditación. Para otras religiones es un símbolo de sanación, totalidad, unión e integración.

ZENTANGLE

Viene de ‘zen’ (meditación) y ‘tangle’ (garabato). Es un método de dibujo que consiste en el trazo de patrones que fomentan la calma y la meditación. En la hoja blanca, con tinta negra, se combinan lo simple con lo complejo, a través de líneas que se convierten en nuevas formas.

COLORES

El blanco significa pureza, inocencia, limpieza, etc. El rojo, fortaleza, pasión, amor, fuerza; el naranja, calidez, entusiasmo, creatividad, éxito, ánimo; el amarillo, energía, felicidad, diversión; etc., pero para colorear puede escoger los colores que guste.

TALLERES DE ARTE

Karina Nogales (Taller de arte Columbia) y Alejandra Marín (@arteterapiaec en Instagram) enseñan a dibujar y pintar. Marín también emplea métodos y artes plásticas en procesos de sanación y crecimiento.

LA ARTETERAPEUTA

Escápese del estrés coloreando

Alejandra Marín tiene un diplomado en Arteterapia de la universidad HKT Nürtingen (Alemania). En sus talleres para niños y adultos, en Guayaquil, no trabaja con libros para colorear. Sin embargo, reconoce que estos bajan los niveles de ansiedad, alejan la mente de los problemas cotidianos y alegran a quienes al pintar se sienten como niños. Comenta que la gente cree que el arteterapia son estos libros, pero es más que eso, pues incluye técnicas de acompañamiento (dibujo en serie, collage, imagen del espejo terapéutico, etc.) para tratar la falta de autoestima, depresión, etc.

El colorear calma al momento. El sanar las emociones es un proceso más largo y profundo.

A LA CARTA