sábado, 24 febrero 2018
09:20
h. Última Actualización

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento

Las estadísticas dicen que la mayoría ‘tira la toalla’ al poco tiempo. Muchos no pasan de la quinta semana.

09 ene 2018 / 00:01

Seguramente su año inició con el propósito de siempre: hacer dieta y adquirir hábitos saludables para deshacerse de esos kilos de más. Es probable que hasta ahora le vaya bien y que en esta semana sienta que todo lo puede, pero ¿cuánto le durará el reto?, es más, ¿cuánto tiempo pasó la última vez antes de que decidiera ‘tirar la toalla’?

Las cifras que muestran la realidad no son muy alentadoras. Según estudios de Brain Research Institute, solo cuatro de cada diez personas cumplen con el objetivo de bajar de peso en el lapso impuesto.

Los sondeos muestran también cuánto tiempo en promedio se llega a sostener esa meta. A la quinta semana, la mayoría de las mujeres se da por vencida, asegura un estudio inglés que se publicó hace tres años (solo el 13 % de las que inician el régimen lo mantiene por 13 semanas o más), reportó Daily Mail.

¿Qué hace que se les complique tanto seguir en esa ruta? Los antojos. Para el 59 %, estos lo vuelven todo difícil, aunque otros factores, como el amor a la comida y la depresión también juegan en contra.

Pero hay otros puntos a tener en cuenta para no fallar en el intento y uno de esos es saber elegir cuándo es mejor someterse a un nuevo régimen nutricional. El profesor Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, reveló que un buen momento es aprovechar la época de calor, como la que estamos viviendo en la Costa, pues se siente menos hambre que cuando hace frío. Además, como es temporada de playa, la gente quiere lucir bien durante estos meses, por lo que hace un esfuerzo mayor.

EXPRESO le muestra qué pasos debe seguir para no ser parte de los que deja la dieta a medio camino y le dice hasta qué punto el café es buen aliado para quemar grasa y cuáles son los alimentos que lo ayudarán a dejar atrás ese abdomen abultado y cuáles tiene que mantener lejos.

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento

Sea realista en sus objetivos

Recuerde que no importa lo estricto que sea en la dieta o en los ejercicios, no va a quedar como esa modelo o actriz que tanto admira. Debe fijarse objetivos alcanzables, que vayan acorde a la forma de su cuerpo y a su estatura. No se obsesione con el peso, subiéndose a la balanza todos los días. Lo recomendable es hacerlo una vez a la semana y a la misma hora, mejor si es en la mañana antes de comer.

Fíjese metas factibles

Uno de los mayores errores es querer deshacerse de esas libras en exceso en el menor tiempo posible. Lo recomendable es que no baje más de un kilo a la semana, pues por encima de esto no está considerado saludable. No se trata solo de hacer dieta, sino también de complementarlo con ejercicios. Al fijar objetivos realistas será más fácil mantener la rutina saludable, pues de lo contrario se desmotivará al no conseguir los resultados.

Deshágase de la comida chatarra

Hay que evitar las tentaciones. Si su refrigeradora está llena de productos con grasas o ricos en azúcar y carbohidratos, será difícil que logre mantenerse en su objetivo. Lo mejor es que reemplace lo que tiene allí y en la alacena por productos saludables. Una buena opción es hacer una lista de compras del supermercado con lo que conviene a su salud y no se salga de ella. Tampoco compre productos en exceso.

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento

Le está permitido hacer una trampa

Hacer trampa no siempre es malo, ni siquiera cuando se trata de alimentación. Al contrario, la denominada ‘comida trampa’ es la que evita que usted deje la dieta por la desesperación de no poder ingerir lo que le gusta. ¿En qué consiste? En consumir una vez a la semana aquel plato que no está dentro de su plan nutricional. Es como un premio, esa merecida recompensa por ese esfuerzo que ha hecho durante varios días por comer sano.

No entre en desesperación

Hay un período luego de iniciar la dieta en el que la balanza parece estancarse. No se desespere si esto ocurre y mucho menos abandone la dieta, luego verá cómo comienza nuevamente a bajar de peso. Además, es probable que las libras sigan iguales, pero que cambien sus medidas. Si ha acompañado la dieta de ejercicios, es probable que haya perdido grasa y que ese peso se haya reemplazado por más masa corporal.

Coma cinco veces al día

No basta con comer solo el desayuno, el almuerzo y la merienda, es importante también que tenga colaciones a media mañana y a media tarde para acelerar el metabolismo. Por supuesto, lo que va a ingerir no debe ser algo sustancioso y mucho menos lleno de grasas malas, dulces y carbohidratos. Puede tomar un yogur, comer unas galletas integrales, comer frutas o ingerir una pequeña porción de frutos secos.

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento

Busque apoyo de alguien con fuerza de voluntad

Para que la dieta no se convierta en un martirio, no la haga solo. Es mucho mejor si se trata de una decisión familiar. También puede buscar la compañía de un amigo o de un compañero de trabajo, mucho mejor si es alguien que tenga fuerza de voluntad y que no lo deje solo en su intento.

Una buena motivación

Además de la comida trampa hay otro premio que puede darse cuando cumpla las metas. Por ejemplo, si al mes logra su meta de bajar los cuatro kilos, salga y cómprese algo de ropa. Eso lo ayudará también a verse más delgado y será una motivación para que continúe con la meta. Prefiera gastar en algo que siempre le gustó y que por su peso anterior no se atrevía a ponerse.

Busque un estímulo

A veces un buen estímulo lo hace mantenerse firme. Una opción es colocar una fotografía de cuando lucía más delgado frente al espejo. Pero será mucho mejor si la pone en la puerta de la refrigeradora, pues cada vez que quiera ‘pecar’ recordará que tiene una meta y que está cada vez más cerca de alcanzarla. Guarde también ese pantalón o vestido que tanto le gusta y que ya no le queda. Volver a ponérselo será una de sus metas.

Un tratamiento estético

Una buena opción es ayudarse con alguno de los tratamientos estéticos que se promocionan y que no requieren de una intervención quirúrgica. Puede tratarse de un masaje reductor, de la carboxiterapia, de la ultracavitación, de la hidrolipoclasia, de la técnica lipolight o de otros más. El número de sesiones dependerá de su condición, pero es un buen complemento para su rutina saludable.

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento
Lilia Villafuerte / Doctora en nutrición *

Qué hacer para adelgazar

Si su meta es adelgazar, hay algunos pasos que debe seguir.

1 La sopa: Prefiera la de vegetales. Si sale a comer y solo le ofrecen una con muchos carbohidratos, deje los fideos y las papas y consuma únicamente el pollo y la zanahoria, por ejemplo. Si se trata de un caldo de bolas, coma una bola grande y una pequeña porción de yuca, poco arroz y más ensalada.

2 los extremos: Evite los excesos. No coma el tallarín con arroz. Tampoco elimine los carbohidratos de su dieta, pues se sentirá descompensado, ya que estos son los que dan energía. Los ecuatorianos somos grandes consumidores de arroz. Según su peso, puede comer de media taza a una taza.

3 Las grasas: Limite el consumo de grasa porque esta se acumula en el hígado. Prefiera las preparaciones al horno, cocidas o a la plancha. No la restrinja totalmente.

4 El equilibrio: Una dieta equilibrada y nutritiva contiene proteínas, hidratos de carbono, grasa, minerales, agua, además de vegetales y frutas.

* Nutricionista del Hospital de Especialidades Abel Gilbert (Guayaquil).

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento
Reina De Rubio / Máster en nutrición *

Para reducir la grasa abdominal

1 Los lácteos: Prefiera la leche, el yogur y los quesos bajos en grasa. Tienen un alto contenido de calcio, lo que ayuda a romper las células de grasa.

2 Los cítricos: Su vitamina C permite procesar la grasa más rápido.

3 El melón: Es rico en potasio, lo que permite regular los niveles de sodio y lidiar con la hinchazón.

4 Las almendras: Son ricas en proteínas, calcio, fibra y Omega 3. Permite controlar los niveles de azúcar y activar el metabolismo. Consuma de 10 a 15. Coma también nueces, pero con moderación.

5 Avena: Tiene altos niveles de fibras y proteínas, lo que favorece la disminución de los niveles de colesterol. Se la conoce como un purificador de la sangre.

6 También consuma: Los vegetales ricos en fibra como la espinaca, el brócoli y los espárragos permiten que los intestinos absorban menos grasa. Consuma frambuesas, frutillas, moras, arándanos, manzana, plátano, además de aceite de oliva y alimentos amargos como la acelga y col rizada.

* Se especializó en Seguridad Alimentaria y tiene un diplomado en Medicina Estética.

La dieta: Qué hacer para no fallar en el intento
Omar Vargas / Nutricionista-dietista *

¿El café ayuda a bajar de peso?

1 Los efectos: Tomar una taza de café (no necesariamente caliente, ni al levantarse) o media hora antes de comer puede reducir el apetito en un 35 %. El café refuerza el metabolismo encargado de quemar la grasa y aumentar los niveles de energía. Ayuda a que el cuerpo queme las calorías excedentes que se han consumido, incluso en reposo (no se aplica en personas obesas o personas con un régimen hipocalórico, niños, adultos mayores, embarazadas o madres lactantes). Es necesario aclarar el tipo de efecto secundario, como dolores de cabeza, irritabilidad, insomnio, dolores crónicos de estómago e incluso el grado de dependencia que se estaría generando.

2 Las calorías: El café ordinario aporta cero calorías, pero la misma taza de café más una cucharada de nata o crema aporta aproximadamente 50 calorías y si se endulza con una cucharada de azúcar se sumarían otras 50 calorías, haciendo que no se logre el objetivo de la reducción de peso al tomar esta bebida.

3 Tenga cuidado: El café actúa como un diurético y cuando toma mucho, puede perder nutrientes importantes, ya que va a ir mucho al baño. Además esta bebida puede manchar los dientes.

* Miembro de la Asociación de Nutricionistas del Guayas.

A LA CARTA