martes, 19 junio 2018
09:42
h. Última Actualización

Andrew Hevia: Focalícense en el arte más que en el dinero

El productor Andrew Hevia visitó el país para promocionar su última producción cinematográfica y, entre otras actividades.

14 jun 2018 / 00:00

En Ecuador la industria cinematográfica no es un referente internacional en cuanto a hacer películas. Una de las causas a las que atribuyen este suceso es la falta de presupuesto; sin embargo, durante su visita a Ecuador, Hevia destacó que la calidad no está sujeta al presupuesto. El productor recomendó además que los artistas tengan iniciativa para afrontar las adversidades y no se limiten a esperar la ayuda estatal.

¿Cómo te convertiste en un productor?

Yo he trabajado como cineasta desde niño y lo que pasó es que mientras más grande se volvía el equipo, más me interesaba en cómo funcionaba ese equipo. Yo empecé a preguntar sobre cómo contar una historia, qué tipo de historia y por qué las contamos, y ese es el tipo de preguntas que como productor deben de hacerse.

‘Moonlight’ es la película más económica en presupuesto de la historia en ganar un Óscar (invirtió 1,5 millones de dólares). Cuando la hicieron, ¿pensaron que ganarían un premio con un presupuesto de ese tamaño?

Para ser honesto, cuando producimos ‘Moonlight’ yo pensaba que eso era bastante dinero, porque no se me ocurría que uno necesitaría más dinero para hacer una película.

En Ecuador el cine no está tan desarrollado como en otros países. ¿Consideras por ello necesario tener políticas públicas para promover la industria cinematográfica?

Pienso que las políticas públicas son útiles, pero pienso que los cineastas, al igual que cualquier artista, no pueden esperar a que se den oportunidades de ese tipo. Hay que crearlas uno mismo.

Según tu experiencia e independientemente del presupuesto, ¿cuál es la clave para hacer una película exitosa?

La forma en que yo lo planteo cuando hablo con cineastas es que las personas vean a propósito, que vean con intención. Por ejemplo, la película que se siente una tarea o una obligación, nadie la va a querer ver. La meta es hacer algo personal, creativo y que involucre a la audiencia. No se necesita tanto dinero para hacer una película, claro que ayuda, pero lo primero es enfocarse en hacer una película de interés, que la gente quiera ver. Se debe focalizar en el arte y en la magia.

En Ecuador, los filmes de índole social han sido los más aceptados. ¿Por qué crees que este género es el que mayor éxito ha tenido?

Es una pregunta muy interesante. Yo pienso que hay mucho por decir sobre las culturas, cómo se comunican. En Estados Unidos, por ejemplo, creo que mucho del arte es usado como un escape para no lidiar con el mundo real. Yo valoro que en Ecuador se use el arte para hablar sobre temas específicos.

Y mientras Hevia continúa buscando historias reales que las personas disfruten, muchos otros cineastas siguen su ejemplo y aprenden a apostarle a una historia, sin importar si cuentan con los millones de las grandes industrias o son de bajo presupuesto.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA