domingo, 20 mayo 2018
01:05
h. Última Actualización

A un pelo de la calvicie

Perdemos cabellos a diario, que luego vuelven a crecer. ¿Pero sabe cuándo es hora de preocuparse?

06 feb 2018 / 00:00

Si le dan a elegir entre tener cabello, amigos o dinero, ¿qué preferiría? Hay quienes no lo piensan tanto. Los hombres le temen más a quedarse calvos que a estar solos o a pasar por una situación económica ajustada. Al menos eso confesaron seis de cada diez encuestados por la Sociedad Internacional de Cirugía para la Restauración del Cabello.

Y aunque las mujeres no participaron de este estudio, los especialistas dicen que la afectación psicológica en ellas es todavía mayor. ¿Pero hasta dónde es normal que se caiga el pelo y cuándo debemos empezar a preocuparnos?

Que se pierdan unos cien al día es parte del proceso natural de regeneración. Volverán a crecer. Claro, pero no es cuestión de contar cuántos quedaron en el cepillo, en la almohada o en el piso para saber si está en riesgo. Basta con ver si hay zonas de su cabeza que comienzan a quedar despobladas.

Y para enfrentar lo que se puede venir, es importante saber las causas.

¿De quién lo hereda?

1. La calvicie en la mayoría de los casos es hereditaria. Pero si cree que basta con ver la cabeza de su padre para predecir su futuro, sepa que la respuesta podría estar en otro lado. Un estudio reciente del Centro de Medicina Genética y Experimental de la Universidad de Edimburgo reveló que también hay que hurgar en el historial materno. Los investigadores detectaron que de los 287 genes relacionados con el problema, 40 se concentran en el cromosoma X, que los varones heredan de las mujeres.

Ojo con el estrés

2. ¿Ha notado que en esos días de máxima tensión, su cabello cae por montón? El estrés mental, físico o emocional lo provoca. Y mientras no resuelva lo que le preocupa, verá cómo pierde mechones al aplicarse el champú, peinarse o con el solo hecho de pasarse las manos por la cabeza.

Aliméntese mejor

3. Las personas que entran en dietas restrictivas y que, por lo tanto, no consumen los nutrientes necesarios, corren más riesgos de lo imaginado. La falta de proteínas, de vitamina B y de hierro puede hacerlo que comience a sufrir caída del cabello, la que continuará hasta que comience a comer de manera equilibrada.

¿Y la quimioterapia?

4. Es sabido que uno de los mayores temores de quienes deben someterse a quimioterapia para tratar el cáncer, especialmente en el caso de las mujeres, es que se les caiga el cabello. Pero no se trata de una pérdida permanente, pues cuando la paciente deja el tratamiento, este volverá a crecer. Hay ciertos medicamentos que también provocan ese efecto.

En la menopausia

5. A los sofocos, al mal genio o a esos episodios de llanto sin control, se suman otros efectos de la menopausia. Al menos 2 de cada 10 mujeres sufren problemas de calvicie derivados de ella. O al menos comienzan a tener el cabello más fino. Algo que ocurre también si tiene quistes en los ovarios. También se cae un poco en el embarazo.

Es posible incluso, que esa pérdida sea por tracción, debido a un problema psicológico que hace que la persona sienta la necesidad de halarse el pelo.

EXPRESO le muestra cuáles son los tratamientos que se manejan hasta ahora y los estudios más recientes en el mundo. Y le dice qué hay de cierto sobre esos mitos que dicen que usar sombrero o lavarse el cabello todos los días causan daño y las cifras de este mal que puede también afectarle de manera prematura.

Entre estudios y creencias

A un pelo de la calvicie

¿Son más atractivos?

Un estudio reciente de la Universidad de Barry, en Florida, confirmó lo que otras investigaciones ya habían revelado: los hombres calvos son vistos como más inteligentes, dominantes y de mayor estatus social.

En los estudiantes

En la época en la que debe rendir exámenes, los problemas de caída de cabello se duplican. Así lo reveló un estudio de la firma Svenson. El 25 % de los estudiantes de 18 a 24 años experimenta pérdida de cabello cuando se enfrenta a los exámenes finales y a las pruebas de ingreso a la universidad.

Las extrañas teorías

Aristóteles creía que la calvicie la causaba el sexo. En la época romana, se llegó a decir que los pesados cascos de metal causaron una epidemia de pérdida del cabello entre los soldados. Otras teorías culpaban a la ‘sequedad del cerebro’, a la contaminación ambiental y hasta a un mal corte de cabello.

Se sembró el pánico

Era 1897, un dermatólogo francés disparó la preocupación. Dijo que la calvicie la causaba un microbio. Entonces los peluqueros pedían que los peines se laven con agua hervida y que por ningún motivo compartan cepillos con los miembros calvos de la familia.

¿Podrían tener cáncer?

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology reveló que los hombres que pierden el cabello tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Pero hay otras investigaciones que indican que solo es coincidencia.

La culpable

Científicos de EE. UU. descubrieron el año pasado, durante una investigación sobre tumores, el origen de la pérdida del cabello. La culpa sería de una proteína llamada KROX20.

Especialistas

Miguel Ordóñez / Dermatólogo

Hay más casos en los jóvenes

En el varón, la calvicie afecta a la parte frontal y en la mujer se presenta en el área de la coronilla. Desde hace unos diez años se está viendo más calvicie en nuestro país y, desafortunadamente, no en hombres mayores de 40 años, sino en adolescentes y adultos jóvenes. Ocurre porque se ha hecho frecuente el uso de anabólicos para sacar músculo. He visto a chicos que desde los 14 ya presentan calvicie de moderada a severa. Por lo general, se trata de pacientes que genéticamente tenían predisposición a presentar calvicie, pero eso debía ocurrir en una edad más avanzada. En estos individuos, cuando se suspenden los anabólicos, la calvicie se detiene, pero existe un porcentaje del 20 % al 30 % del pelo perdido que no se logra recuperar.

Arsenia Sierra de Ollague / Dermatóloga

Lo que sucede a las mujeres

A medida que nos hacemos mayores, la cantidad de cabello va disminuyendo; sin embargo tiene mucha importancia la herencia. Las mujeres que la padecen, saben que sus madres o abuelas también la tuvieron. Es menos frecuente que en el varón, pero aún así a partir de los 30 años, aproximadamente, un 5 % de las mujeres sufre de cierto adelgazamiento del cabello que aumenta a casi el 40 % a los 70 años. Algunos estudios han revelado que este tipo de alopecia lentamente progresiva se produce por discretas elevaciones de andrógenos circulantes en la sangre, sin embargo muchas mujeres no lo presentan.

Javier Tovar / Psicólogo Clínico

El impacto emocional

La calvicie o alopecia afecta tanto a hombres como a mujeres, en la parte estética y emocional, causando un impacto psicológico. Esta pérdida de cabello pone de manifiesto síntomas como pérdida de autoestima y de confianza, que pueden ir acompañados de angustia, enojo, preocupación y estrés, que si no son tratados a tiempo podrían desencadenar en cuadros depresivos y de ansiedad. Hay estudios que han demostrado que los calvos resultan atractivos y más masculinos a muchas mujeres. Pero en el caso de la alopecia femenina, las repercusiones son siempre negativas. A diferencia del varón, la sociedad no admite que una mujer pueda quedarse calva y por eso las repercusiones psicológicas son mayores.

Las opciones:

Los medicamentos

Propecia, Finasteride y Proscar son algunos de los fármacos más famosos para tratar la calvicie hereditaria en los hombres. Se trata de una medicación que deberá tomar a diario toda su vida.

El microinjerto

Con esta técnica se cubren las zonas con ausencia de cabello y se aumenta la densidad existente. Se trata de un trasplante en el que se pasan los cabellos del área de la nuca hacia la parte afectada.

La terapia láser

Estimula el flujo sanguíneo en la raíz del cabello, lo que retrasa la caída excesiva de cabello. Se recomienda para los pacientes que han sido sometidos a trasplante para potenciar los resultados.

Las pelucas indetectables

Quienes no quieren pasar por los fármacos o por los microinjertos, tienen a las pelucas sintéticas, las de cabello original y ahora las que son casi indetectables (con malla transparente), que cuestan unos $ 800.

El tatuaje

Actores como Vin Diesel y Jamie Fox pusieron de moda el año pasado el ‘tatuaje falso’ de pelo o micropigmentación capilar. Dura tres años y cuesta unos 2.000 dólares.

Las células madres

Las esperanzas están puestas en este tratamiento. Sanford-Burnham Medical Research Institute ya dio sus primeros pasos al conseguir regenerar pelo en ratones de laboratorio.

A LA CARTA