domingo, 22 julio 2018
00:27
h. Última Actualización

Ácido úrico, una guía para controlarlo

Por el tipo de alimentación, los ecuatorianos somos propensos a tener una elevación de esta sustancia.

17 abr 2018 / 00:00

Para nadie es novedad que los ecuatorianos nos alimentamos mal; lo dicen las mismas estadísticas oficiales. Y esos excesos en el consumo, especialmente de carnes y de mariscos, están provocando daños en la salud, por la elevación de una sustancia que cada vez es más común en nuestro vocabulario: el ácido úrico.

“El cuerpo tolera un rango, pero cuando este sobrepasa ese nivel, pueden sobrevenir problemas”, explica Ricardo Loaiza, médico internista y ocupacional. Es precisamente este uno de los motivos más frecuentes de consulta, ya sea porque se detectó ese nivel alto (hiperucemia) en los exámenes de laboratorio o porque la persona comienza a sentir molestia en las articulaciones, que es uno de los síntomas más comunes, explica el especialista.

¿Tiene cura? El reumatólogo Rafael López dice que si bien el defecto que mantiene elevado el ácido úrico en el organismo no se cura, existe un tratamiento con el cual se controlan los niveles y, por lo tanto, los síntomas y las complicaciones que podrían aparecer a largo plazo.

Es un asunto de salud al que hay que prestar atención, pues puede desencadenar la enfermedad llamada gota, explica. Esta se da por el acúmulo de cristales de ácido úrico en los tejidos, predominantemente en las articulaciones causando artritis (inflamación) aguda e incapacitante. Dice que sin un tratamiento, se corre el riesgo de que se vuelva crónica y destructiva. “Con el tiempo, esos cristales pueden acumularse también en los riñones causando insuficiencia renal o en la piel formando nódulos llamados tofos”, indica.

EXPRESO les muestra cuáles son las señales, las causas y qué debe hacer para evitar que se eleve o para regularlo, además de los alimentos que debe sacar de su dieta.

No siempre hay síntomas

En muchas ocasiones, la persona que padece de ácido úrico elevado no lo sabe, pues no tiene ningún síntoma. Hay otros casos en los que sí hay señales, como dolor intenso en el dedo gordo del pie y en las articulaciones, especialmente en las rodillas y en las muñecas. También pueden aparecer problemas para orinar.

La manera de confirmar

En los exámenes de sangre rutinarios se miden también los niveles de ácido úrico y se recomienda someterse a uno de estos análisis una vez al año. Para ello, no debe comer o beber por lo menos cuatro horas antes de la toma de la muestra. Consulte si algún medicamento que consume puede interferir en el resultado.

La lista de posibles causas

Si los niveles salen altos en los exámenes, hay una serie de posibles detonantes: el alcoholismo, la obesidad, la diabetes, el ejercicio excesivo o la intoxicación con plomo. También puede tener relación con una enfermedad renal, con leucemia o con una dieta rica en carnes rojas, embutidos y ciertas legumbres.

¿Qué pasa si está bajo?

El hecho de que el ácido úrico presente niveles bajos tampoco es bueno. Puede deberse a una escasa ingesta de purinas, que son unas sustancias que contienen ciertos alimentos o a lesiones del riñón y del uréter. También puede aparecer por determinados síndromes o por una enfermedad renal crónica.

La gota y los cálculos renales

El ácido úrico elevado no debe pasarse por alto, pues puede causar enfermedades crónicas e incapacitantes como la gota, cálculos renales e insuficiencia renal. Los dolores llegan a ser intensos. Además, puede ser un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares y alteraciones del sistema metabólico.

Para regularlo

Si su médico ya le confirmó que esta sustancia está elevada, es momento de tomar medidas. Lo primero es bajar de peso y tener cuidado con lo que come (ver recomendaciones de El Personaje). Además, debe limitar o eliminar el consumo de alcohol y tomar los fármacos que sugiera el doctor.

¿Cómo lo procesamos?

El cuerpo genera estas sustancias al descomponer las purinas que hay en ciertos alimentos. La mayor parte del ácido úrico se disuelve en la sangre y viaja a los riñones para de allí salir a través de la orina. El problema aparece cuando producimos demasiado y no lo eliminamos en cantidades suficientes.

Irene ávila nutricionista

Los mejores alimentos y los dañinos

Ácido úrico, una guía para controlarlo

Cuando una persona tiene el ácido úrico elevado, lo primero que recomiendan los médicos es seguir una dieta. La nutricionista y docente Irene Ávila dice que la clave está en tener claro qué alimentos hay que mantener alejados.

En la lista de los prohibidos constan las vísceras, como el hígado y el corazón. También están los pescados (sardinas), los extractos de carne, los mariscos como los mejillones, las anchoas y el camarón, además de las bebidas alcohólicas y las gaseosas.

“Hay que evitar bebidas carbonatadas edulcoradas con alta fructosa o azúcar, pues inducen a la producción de ácido úrico”, explica. Pero también están esos alimentos que sí le están permitidos, como los cereales integrales, los lácteos, el huevo, los vegetales (excepto el tomate, las espinacas, los espárragos, los champiñones, la coliflor y el brócoli). Puede comer pescado, pollo y pavo, pero los cortes bajos en grasa, además de los frutos secos y las verduras (menos las habas, lentejas y arvejas).

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA