viernes, 24 marzo 2017
09:11
h. Última Actualización

Picasso, el perro que quisieron sacrificar por feo

10 mar 2017 / 15:56

Picasso es un perro de 10 meses que nació con una malformación en el hocico y la mandíbula. Al ser incapaz de venderlo, su propietario lo llevó a una perrera donde ya habían programado su sacrificio.

Sin embargo, cuando la propietaria de un refugio de animales se enteró de la historia, se enamoró al ver a Picasso y decidió que tenía que salvarlo.

Ahora, el can está esperando para ser operado y una vez que se recupere será puesto en adopción.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA