martes, 28 marzo 2017
16:01
h. Última Actualización

Del bosque a su hogar

Únase a la tendencia de lo natural y observe esta galería de piezas con ramas y troncos de madera, listos para decorar.

09 jul 2016 / 17:30

La naturaleza, lo rústico y campestre vuelve a ser tendencia, pero ahora se renueva y se adapta a cualquier estilo (campo, playa o ciudad) y objeto, según muestran los almacenes de interiorismo de la ciudad. En este concepto, los troncos y ramas de madera se llevan el protagonismo en cada pieza, porque además de ser funcionales y creativos, ofrecen en cada espacio una sensación cálida y confortable.

“La madera ha estado siempre y ha ocupado un rol estelar de todo, pero cada vez más la gente quiere aportar su grano de arena con una ayuda ecológica, por lo que está muy de moda dar forma a la ciudad con materiales reciclables, como la madera o la piedra”, explica Claudia Aguirre, diseñadora de interiores y propietaria de Ecarte, una empresa de muebles, diseño y construcción.

Salas blancas

Para este geobiólogo, la cama (el dormitorio) “es el lugar más sagrado de la casa, puesto que nos pasamos una tercera parte de nuestra vida en ella y, por tanto, debemos concebir la idea de desconectarnos tecnológicamente y conseguir ‘salas blancas’ o ‘búnkeres antitecnológicos’”.

Recomienda apagar o quitar de ese ambiente móviles, tabletas, radiodespertadores, televisores, señales wifi y ordenadores, y reducir la exposición a los dispositivos y antenas de funcionamiento eléctrico y electrónico, en lo que denomina “Vivir en modo avión”, el título de su libro anterior.

Cuando habla de ‘salas blancas’, León se refiere a espacios donde no existen perturbaciones ni alteraciones; ambientes limpios de radiaciones y contaminantes ambientales y acústicos, y que por ello son aptos para la vida y que contribuyen a mantener el equilibrio cuerpo-mente (homeostasis) de quienes los disfrutan.

Medidas de aplicación inmediata

Medidas para ‘curar’ la casay proteger su salud:

1 Si su insomnio es frecuente, pruebe a cambiar la cama de lugar.

2 Ventile la casa diez minutos al día, para mejorar el nivel de humedad relativa y eliminar cargas electrostáticas.

3 En la cocina, sepárese como mínimo 50 cm de electrodomésticos en funcionamiento como licuadoras, batidoras, tostadoras, vitrocerámicas, etc. Y mínimo un metro de lavavajillas, lavadoras y microondas. Use cocinas a gas o vitrocerámicas y evite placas de inducción por el gran campo magnético que generan.

4 Asegúrese de que sus enchufes disponen de toma a tierra y de que su conexión es correcta.

5 No coloque un aparato electrodoméstico estacionario en la pared contigua al cabezal de una cama o lugar de descanso.

6 Evite dispositivos electrónicos en la mesita de noche, durante el descanso nocturno. No ponga lámparas (halógenas o fluorescentes) radio-relojes o despertadores eléctricos. Además del campo eléctrico, su transformador genera un fuerte campo magnético. Si son solo a pilas, no hay problema.

7 Distancia. El aparato eléctrico más próximo debe estar al menos a un metro de la cama. No tener teléfonos inalámbricos, móviles o equipos wifi en el dormitorio, o en cualquier caso apagarlos por la noche.

8 Incluya plantas en la alcoba, purifican el aire y extraen contaminantes ambientales.

9 Camine descalzo cinco minutos al día en hierba, arena o pavimento. Ayuda a descargarse de la corriente electroestática acumulada en el día.

10 Jamás trabaje con el ordenador portátil sobre sus piernas. Esta es una práctica común. Se aconseja separarlo al menos 30 cm del cuerpo. Sobre todo, las embarazadas deberían mantenerlo separado del abdomen.

11 Sustituya el teléfono inalámbrico por aparatos con cable. Como norma, no instale nunca teléfonos inalámbricos en dormitorios ni paredes contiguas a ellos.

12 Descarte el monitor ‘vigila bebés’, pues es igual que el teléfono inalámbrico y está hecho para instalarlo a medio metro o menos de la cabeza del niño, con gran potencia de emisión. Si usa algún modelo, que al menos sea de los que se activan por sonido y solo irradian cuando detectan un ruido, pero no de los que lo hacen continuamente.

13 No use camas con partes metálicas y mesas de estudio/trabajo metálicas o con bordes metálicos. El metal actúa como conductor eléctrico, puede absorber y reconducir las radiaciones electromagnéticas ambientales, del cableado y dispositivos eléctricos próximos. En general, evite elementos metálicos (lámparas, estantes, equipos electrónicos, etc.) cerca de camas y mesas.

14 Ventile la casa a diario. Las viviendas ‘respiran’ a través de puertas y ventanas. Para mejorar la calidad del aire del hogar ventilaremos las habitaciones al menos media hora al día. Así elimina el exceso de iones positivos del ambiente. Las investigaciones han demostrado que el enriquecimiento del aire con iones negativos ayuda a respirar mejor, disminuye dolores musculares y articulares y transmite una sensación de bienestar, sobre todo en personas con dolencias pulmonares y alérgicas al polen.

15 Prevea. Antes de comprar o alquilar vivienda revise su entorno: que no haya a menos de 150 m líneas de alta tensión, transformadores eléctricos justo debajo del piso, antenas de telefonía móvil, antenas wifi públicas o privadas, radares, repetidores de televisión y radio, etc. A veces las fuentes de emisión pueden estar camufladas, por eso es positivo preguntar en la vecindad.

Estilo ecléctico

Las maderas vienen en distintos tonos, y también se tinturan. La diseñadora de Ecarte explica que hace poco estuvo muy de moda utilizar la madera oscura wengue para puertas, mesas, clósets... “Antes se vendía el juego de dormitorio de un mismo tono. Hoy, con el estilo ecléctico (mezclar varios estilos), la madera puede variar, combinarse. Y cuando se tiene madera natural, se tienen vetas que crean distintos tonos”, explica.

Tratamiento en troncos

“Cuando uno ve un tronco superabierto, estilo rústico, como de caricatura, es cuando la madera tiene mucho tiempo cortada del árbol. Y por el clima (humedad, sol, lluvia), las grietas de la madera se comienzan a avejentar y cuartear”, aclara la diseñadora, y agrega que para que el tronco no sufra ningún daño o deterioro en la decoración, se debe “curar” la madera. “Hay gente que le añade gasolina, químicos o tratamientos. Siempre se le pone un recubrimiento como la resina”, comenta. Sin embargo, depende mucho del tipo de tronco, su grosor, tiempo, sequedad, resistencia. ¿Su mejor versión? El acabado natural, con la madera casi sin tratar.

“Tener un mueble de madera en casa pintado y lijado es muy estético. Pero cuando se pone un mueble o mesa con un estilo más rústico, no solo da la sensación de calidez, sino que se ve algo reutilizado. No tuviste que cortar solo la mejor parte del árbol, sino que la obtuviste tal cual es el tronco”, concluye Claudia Aguirre .

Madera ‘real’

Si desea un estilo exacto a las tablas de madera en su pared, opte por papeles tapices o viniles (para pisos). Gianella Ortiz, jefa de marketing de Em Décor, comenta que los más tradicionales son: cedro, roble (oscuro y claro), pino, nogal, caoba... En adaptaciones modernas hay en tonos grises, dorados y plateados. Y para un estilo vintage, la mezcla de colores en tablas de madera.

La experta revela que pese a que los espacios que más se revisten de madera son las salas, habitaciones y oficinas, este elemento decorativo se extiende hasta donde la creatividad pueda llegar. “Lo hemos visto aplicado en vitrinas, marcos de espejo, puertas, maceteros y hasta en invitaciones”.

Conchas marinas

Las conchas de mar predominarán en las tiendas especializadas en decoración para el 2017, en adornos, cuadros, espejos, collares, etc., según explica Paola Galarza, propietaria de Amara Decor, almacén reconocido por traer piezas de teca y eucalipto de Tailandia. Y cuenta que sus principales clientes incorporan estos adornos de estilo campo y playa a la ciudad. “Es una tendencia bien fuerte, como cuando necesitas ese detallito natural como una planta donde sea que estés”, opina.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA