lunes, 18 junio 2018
01:03
h. Última Actualización

Sebastiano Mazzotta: “Merci monsieur Hubert”

El diseñador y asesor de imagen, Sebastiano Mazzotta, compartió con EXPRESIONES el legado de Hubert de Givenchy.

14 mar 2018 / 11:00

Sebastiano Mazzotta es un italiano muy vinculado al mundo de la moda, trabajó para la firma Gucci, inicialmente junto a Tom Ford y posteriormente con la diseñadora Frida Giannini. Las relaciones públicas, la producción, el diseño y el stylist han sido su mundo por cerca de 15 años.

Durante un breve período de tiempo vivió en Ecuador y estableció nexos con tiendas de ropa y diversos medios de comunicación, entre ellos Diario EXPRESO, con el cual colaboró con entrevistas, eventos y producciones fotográficas.

Tras conocerse la muerte de Hubert de Givenchy a los 91 años, EXPRESIONES lo contactó vía telefónica. Desde Roma, Sebastiano, comentó que el modisto francés provenía de una familia muy acomodada de Beauvais.

“Cuando él era muy joven su familia esperaba que se dedicara a otra cosa pero al crecer influenciado por la elegancia de su madre, abuela y hermana, estudio en la escuela de Bellas Artes de París y poco a poco se formó un nombre, apoyado por el español Balenciaga. Su primera blusa se llamó Bettina y se la dedicó a la modelo Bettina Graziani”.

Mazzotta comenta que Givenchy se inspiró siempre para sus creaciones en mujeres muy femeninas, libres, delicadas y con elegancia natural y exquisita. Y es así que su talento se exporta a los cinco continentes cuando confecciona el vestuario de la actriz Audrey Hepburn para la película Sabrina (1954). Entre ellos se forjó una amistad que duraría décadas.

“Recordemos el vestido negro que hizo también para ella en Breakfast at Tiffany’s (1961) y las chaquetas que confeccionó para Jackie Kennedy son involvidables al sentirse seducida por su famoso balloon coat”.

“Es una gran pérdida pese a que hoy en día exista gente que no lo conozca por un aspecto generacional. Él siempre fue un hombre discreto con su vida privada y la relación que mantuvo con Philippe Venet estuvo enmarcada en el respeto. Su estilo permanecerá por muchos años vigente siendo una inspiración para otros. Ahora por primera vez una mujer, Clare Waight Keller, asume la dirección artística de la casa Givenchy, Solo me queda decir ‘merci monsieur Hubert’”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA