sábado, 23 septiembre 2017
01:06
h. Última Actualización

“Hay que liberar cargas, caminar ligero y fluir”

Verónica Baidal

25 abr 2017 / 16:46

Vive en Cham, Suiza, hace casi 10 años pero tiene la costumbre de venir a Guayaquil por estas fechas para dar a conocer su nueva propuesta musical a través de un show o el lanzamiento de un disco. “Todo lo que tiene que ver con ensayos o espectáculos lo hago en esta ciudad porque aquí viven los músicos, montar un concierto no es fácil”, afirma la cantautora Verónica Baidal. En esta ocasión la intérprete de Desde una nube visita el Puerto Principal para la grabación de dos vídeos a cargo del creativo Joao Beltrán, Fluir y Espiral, este último pertenece al track de su disco de 2015 que lanzó posteriormente a Llama encendida. “Para mí significa mucho este tema que dio el nombre a mi segundo álbum, posee un gran valor en cuanto a lo que quiero transmitir como mensaje. Venimos de un mundo hermoso y lleno de luz para aprender y para luego volver a ese mundo. Yo creo que ese proceso espiritual se da en la forma de una espiral”, sostiene. Este 2017 Baidal compone singles que continúan hablando de romanticismo, pero no ese dulzón ni empalagoso sino aquel que profesa amor a la humanidad y a la naturaleza en total armonía. Cada vez que llega a Guayaquil, la artista se reencuentra con esos olores y sabores que la conectan con sus raíces, entre ellos, los cangrejos y el bolón de verde. “Me encanta retornar y ver a los amigos y sentir su calidez”, expresa. Su vida en Suiza si bien es cierto es muy tranquila y plácida, no cambia su esencia de aquella joven inquieta siempre ávida de explorar y descubrir nuevas sensaciones. “Esta vez aproveché mi viaje para visitar las playas, casualmente en San José (cerca de Manabí) grabamos el vídeo de Espiral, el de Fluir tardará un poco porque tendrá animación y su mensaje habla de caminar ligero sin cargar preocupaciones e inseguridades, así las cosas te salen mejor, hay que vivir fluyendo”.

LA ANÉCDOTA

“Como tenía que ensayar mis canciones con un ritmo más fuerte, un día me tocaron la puerta de mi departamento porque molestaba a quienes viven en el condominio. Así que este invierno toqué debajo de un puente. Un hombre que estaba con dos perros me confundió con una sintecho y me preguntó si ya había comido (risas). Me mostró su generosidad, cuando le expliqué por qué estaba ahí, no lo podía creer, desde ahí somos amigos y ya me ha comprado dos discos”.

ALISTA UN EP

Trabaja con el productor y guitarrista alemán Manuel Schultz en un EP que compilará cinco temas. Él colaboró con ella en una producción anterior titulada Cadena Invisible que parte de su primer álbum Llama encendida y en el single Tierra del amor. “Ahora lo que él busca es un sonido más roquero, muy de los 80. Espero lanzarlo en 2018”.

A LA CARTA