viernes, 22 junio 2018
18:26
h. Última Actualización

Guillermo Dávila: “Con hambre no se puede componer en Venezuela”

El artista que gozó de enorme popularidad en los años 80 y 90, se presenta este sábado en el coliseo Voltaire Paladines Polo.

12 mar 2018 / 13:02

No considera que haya sembrado algo para ser recordado décadas después por los éxitos que lo convirtieron en un ídolo de multitudes a inicios de los 80. “A veces tengo la sensación de que les debo dinero, y aún no les he pagado, afirma entre risas el venezolano Guillermo Dávila, recordado por sus novelas y por hits como Solo pienso en ti, Por amarte tanto, Déjate amar, Tesoro mío y muchos más.

De aquella época en que alcanzó enorme popularidad en toda Latinoamérica, manifiesta que nunca imaginó la repercusión que tendría en el futuro. “Los que estaban claros de qué pegaría y se escucharía para la posteridad eran los productores. Cuando comencé en esta carrera, yo componía, pero no sabía nada de cómo se manejaba la industria, fue un grupo de trabajo que estuvo conmigo y sabía el toque adecuado para cada melodía”, menciona el solista, quien se presenta esta noche en el coliseo Voltaire Paladines Polo.

En la actualidad, gracias a la tecnología, Guillermo Dávila digiere toda la locura que significó esa época por los comentarios y ‘views’ que recibe en plataformas como YouTube. De toda su discografía destaca Mary (2014), una composición de su autoría desprendida de su álbum Mi vida, que fue grabada con una orquesta sinfónica. No es muy amante del reguetón ni la música urbana, por lo que no se ve interpretando este género. “Hay cosas muy buenas, pero no me identifico con ese ritmo”, enfatiza.

Radicado en Weston (Florida, Estados Unidos), en estos momentos está inmerso en la producción de un nuevo álbum que será lanzado primero en Internet. El hombre que experimentó la transición del elepé al compacto y del CD a las plataformas musicales, comenta que hay que tener cuidado hoy en día con la calidad del producto que se hace y consume, aunque hay casos que realmente merecen ser aplaudidos y difundidos por su talento.

De los años 80 y 90 en los que Venezuela fue una escuela de talentos que exportaba al mundo voces como las de Melissa, Ilan Chester, Yordano, Kiara, Franco De Vita, Ricardo Montaner, Mirla Castellanos y Karina, el artista caraqueño asevera que “dada la situación actual del país, mientras exista hambre, gente comiendo en la basura y sin medicinas por el socialismo siglo XXI, es difícil que surja otra generación de sobresalientes cantantes y compositores porque en esas condiciones no se puede, no tiene nombre lo que mis compatriotas viven.

Afortunadamente están los que luchan por salir adelante, y agradezco a Ecuador y otros países por recibir a esos venezolanos que pueden crear y trabajar, conozco músicos que logran cosas maravillosas y fabulosas porque lo pueden hacer al estar afuera”, manifiesta.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA