lunes, 29 mayo 2017
00:37
h. Última Actualización

Cuarenta años de aquel ‘olvido’

Margarita Roca

17 may 2017 / 12:33

Una de las figuras pioneras de la televisión ecuatoriana fue la guayaquileña Margarita Roca. En la pantalla chica se inició en Canal 4 allá por los años 60, y muchos después pasó a Telecentro (hoy TC), donde se mantuvo como uno de los rostros más populares de la década de los 70 gracias a su carisma y talento, siempre acompañados de una envolvente voz y atractivo físico. En aquellos años no solo era la presentadora de Invitados a su mesa (un espacio de variedades), sino también la imagen femenina del noticiario estelar. Como si fuera poco era declamadora y notable locutora y cantante. Aprovechando su fulgurante éxito, en 1977 grabó un álbum titulado Con ustedes... Margarita Roca, que pegó gracias a una canción de despecho titulada Quiero empezar el olvido, cuyo estribillo “porque siempre la mentira fue tu única verdad” hizo historia. El disco se vendió como pan caliente con una cifra que superó las 17.000 copias al poco tiempo de su lanzamiento.

CURIOSIDADES DEL ÁLBUM

* Los autores de Quiero empezar el olvido son los argentinos Pedro Favini y Óscar Valles. Existe una versión del colombiano Alci Acosta con este tema.

* La buena acogida de Con ustedes... Margarita Roca derivó en un segundo disco titulado El triunfo de Margarita Roca, que fue publicado en 1978.

* El álbum también contiene boleros clásicos como Indiferencia, El día, Sucedió así, Cenizas y la balada No renunciaré cantada también por Lolita de España.

SU VIDA EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Luego de su salida de Telecentro en 1980, Margarita Roca se volcó a la radio y al quehacer cultural de Guayaquil. Tambiíen destacó como maestra de expresión oral y etiqueta. Hasta hace poco y por cerca de dos décadas se desempeñó como relacionista pública del Teatro Centro de Arte.

Si tiene suerte se la encontrará en algún show de boleros o en algún festival de poesía o teatro. Y si le pregunta por Quiero empezar el olvido, seguro le responderá entre risas como a mí: “Vaya a alguna cantina y seguro la escuchará en la rocola”.

A LA CARTA