sábado, 24 febrero 2018
09:20
h. Última Actualización

Apuesta maestra pudo ser incómoda para Hollywood

La cinta nominada al Óscar no revela los nombres de los famosos que participaban en las grandes partidas de póquer

26 ene 2018 / 17:11

La vida de la deportista Molly Bloom es como una película y ella lo supo luego de que pasó dos años encarcelada por ser la líder de las apuestas clandestinas. En 2014 ella sacó su libro Molly’s Game título homónimo en inglés de la cinta Apuesta maestra, que mañana viernes se estrena en Ecuador.

Esta historia guarda más de un secreto sobre los famosos de Hollywood, quienes frecuentaban estas reuniones para apostar miles de dólares jugando póquer. El escándalo se evitó en el libro que inspiró el guion de Aaron Sorkin, quien también como director de este largometraje quiso mantener el misterio. “Cuando decidí que iba a rodarse supe enseguida que iba a correrse la voz en Hollywood. Contacté con los agentes de los cuatro actores que se nombran en el libro para confirmarles que no tenían nada de qué preocuparse. Y, a medida que avanzaba con el proyecto, hablé con ellos para decirles que podrían ver antes si querían las escenas en las que aparecería el personaje interpretado por Michael Cera. Les pedí que me dijeran si tenían algún problema con ello y les aseguré que estaba dispuesto a reescribir ciertas partes si era necesario. Nadie dijo nada”.

Sorkin, quien debutó como director con esta película porque se enamoró de la historia luego de una entrevista con la propia Bloom, agregó: “No me gusta el chismorreo. Si en la vida real Molly no quiso revelar sus secretos, pensé que tampoco yo debía hacerlo”.

En esta cinta participa, con un gran parecido físico, Jessica Chastain en el rol principal. La actriz californiana aceptó el papel en primera instancia por la admiración que siente por el galardonado escritor (ganador del Óscar, Bafta y Globo de oro por The Social Network). “Me conecté con el papel porque mi agente me envió el guion. Me intrigaba mucho la idea de que Aaron la dirigiera. Cuando leí el guion y googleé fotos de Molly, me pareció un poco confuso. Y eso me gustó. Me agrada interpretar personajes que en sí son opuestos. Hay áreas grises que eran interesantes para explorar con Molly”. La pelirroja calzaba en el papel perfectamente. Además de su parecido físico, tenía la afición de esquiar. “Hice el comienzo del esquí, pero por supuesto no hice el esquí acrobático, porque habría muerto. Eso estuvo bien. También leí libros sobre póquer”.

El elenco se complementa con Michael Cera y Kevin Costner.

Las anécdotas de un director novato

zx Sorkin sabe contar historias, pero por lo general el papel es su herramienta. Con Apuesta maestra se arriesgó a dirigir su primera película y con humildad acepta que para lograrla debía reunir a los mejores cineastas para esta producción.

Por ejemplo, tiene una anécdota con Kevin Costner con su experiencia como director. Aaron respeta la actuación de Costner y también da crédito a la generosidad del actor con sus conocimientos. Él recuerda una toma particular en la que Costner le hizo una leve sugerencia para mejorarla. “Me parece fantástico. Haremos eso. Luego, cuando estaba hablando con la directora de fotografía comencé a describirla como la toma de Kevin, y él me decía que no necesitaba que le diera crédito a él. Así funcionan las películas”, relató.

Apuesta maestra pudo ser incómoda para Hollywood

Nada es secreto

- Los famosos involucrados en esta historia se mantuvieron alejados de los nombres reales, pero en la declaración de Molly a la policía sí se conoció qué actores apostaban en sus fiestas de póquer.

Ben Affleck y Tobey Maguire eran habituales. Leonardo DiCaprio y Matt Damon se unieron a la élite. Las celebridades menores solo podían participar como observadores. El champán y el caviar fluían mientras las hermosas modelos servían cocina gourmet, los masajistas relajados y los fornidos guardaespaldas cuidaban millones en efectivo.

Apuesta maestra pudo ser incómoda para Hollywood
A LA CARTA