martes, 28 marzo 2017
01:04
h. Última Actualización

Hasta que lo echaron...

14 mar 2017 / 00:02

    Era cuestión de tiempo... Algunos meses atrás en uno de mis editoriales mencionaba que mi general no tenía quien lo escuche ni reciba y que por sus dichos en un evento por la celebración del Primer Grito de Independencia, anticipaba una posible sanción. Bueno, pareciera que desde ese día mi general jugó con tarjeta amarilla por simplemente expresar lo que pensaba. Como todos sabemos, hace una semana le sacaron la roja y fue destituido por el presidente de la República.

    Mi general denunció con voz alta que las Fuerzas Armadas no estuvieron en control total de la cadena de custodia de los votos de la primera vuelta electoral. Tremenda denuncia que no puede caer en saco roto; es un hecho muy delicado que no puede pasarse por alto como una simple falta menor. También cuestionó sin pelos en la lengua al ministro Patiño por sus expresiones en contra de altos miembros de las Fuerzas Armadas y por haber enviado vía Twitter un mensaje anticipando los resultados electorales a favor del candidato Moreno: que en calidad de ministro de Defensa, no podía tomar partido por uno u otro candidato y mucho menos anticipar resultados. Terrible situación; el ministro de Defensa como representante de las Fuerzas Armadas no debe ajustarse la camiseta política de su preferencia, justamente cuando le toca velar por la seguridad y custodia del proceso electoral.

    Estos hechos han activado las alarmas en la oposición. Si antes tenían dudas sobre el manejo del proceso electoral, con esto tienen certeza de que sin control electoral les pegarán el zarpazo. Han convocado a la ciudadanía y a otras tiendas políticas de la oposición para implementar un efectivo control electoral. Saben que el Gobierno se juega todo, hace 11 años que no sentían desventaja y una seria amenaza en una riña electoral.

    Veremos en qué terminan las denuncias de mi general, que de seguro serán claramente recordadas por la oposición durante esta segunda vuelta y más aún durante el candente conteo de votos al término de esta. Esto apenas es el comienzo de una larga historia con final de pronóstico reservado.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA