martes, 19 junio 2018
01:02
h. Última Actualización

Deudas del MSP y el IESS

14 mar 2018 / 00:00

    Aunque el tema ya ha sido motivo de una reunión entre los directivos de los hospitales de Guayaquil no dependientes del Ministerio de Salud Pública, algunos exministros de salud, legisladores de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa, el rector de la universidad convocante y el alcalde del cantón, la crisis hospitalaria sigue sin resolverse.

    La situación referida se suma a otros sucesos lamentables que evidencian la anómala conducción que se realiza desde el Ministerio de Salud Pública y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

    Sin querer establecer que ello deriva de un sesgo regionalista, es evidente que se está afectando principalmente a los ciudadanos que residen en la provincia del Guayas y de manera particular en su ciudad capital, que es la más poblada del Ecuador.

    Bastaría para corroborar lo señalado observar el perfil epidemiológico del Ecuador. En él se podría determinar que en muchas de las principales patologías, agudas y crónicas, la provincia del Guayas tiene los peores indicadores.

    Si con lo señalado por delante, a las instituciones surgidas precisamente en Guayaquil en razón de la necesidad de contar con atención hospitalaria, se las mantiene con deudas impagas que ya suman más de 258 millones de dólares, la factibilidad de realizarla se vuelve imposible.

    Se sabe bien la magnitud de la hasta ahora no enfrentada crisis fiscal pero es imposible que Solca pueda tolerar sin resentir la calidad de su atención, una deuda que alcanza los 137 millones de dólares. Tampoco la Junta de Beneficencia de Guayaquil resiste que no se le cancelen 112 millones de dólares y ha debido tomar fuertes medidas que incluyen el despido de funcionarios. Por su parte, 9 millones de deuda lesionan gravemente las finanzas del hospital León Becerra.

    No puede ser que ante la crisis descrita las autoridades involucradas miren para otro lado, nieguen las cifras y en definitiva no atiendan los compromisos derivados de servicios médicos brindados por las organizaciones hospitalarias aquí mencionadas.

    Es de esperar que el Gobierno Nacional tome con celeridad cartas en el asunto y le devuelva a queridas instituciones guayaquileñas su capacidad de servir con la tradicional calidad que las caracteriza.

    Expreso adhiere con el presente editorial al justo reclamo de sus directivos

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA