jueves, 24 mayo 2018
08:11
h. Última Actualización

Decisiones trascendentales

02 feb 2018 / 00:01

    Es obvio que una campaña destinada a promover los temas de una consulta popular y las orientaciones más favorables al criterio de quien la desarrolla, genera menos entusiasmo que una competencia entre candidatos, cualquiera sea la dignidad a la que se aspire.

    Con explicable apatía entonces, sin el entusiasmo que es propio de las contiendas electores, se cumple el próximo domingo un esfuerzo que será trascendente por la magnitud del respaldo que consigan asuntos que se estiman claves para la recuperación de la vida democrática nacional.

    Así, será vital que se preserve la alternabilidad democrática que impida que desde el poder se consoliden, con la posibilidad de su permanente reelección, grupos negativos al interés de la República, tal cual ha sucedido durante la década pasada.

    El republicanismo contemporáneo está obligado a mantener mecanismos que consoliden una visión democrática de la vida, ajena a la perpetuación de los gobernantes. Debe, de igual manera, tomar medidas drásticas, como la muerte civil de los corruptos, tratando de minimizar los dañinos efectos de esa plaga endémica en nuestro país, pero con un rebrote de gran virulencia en los años previos, que ha devenido en la pérdida de una gran oportunidad de superar antiguas taras.

    Por el estilo, la no prescripción de los delitos sexuales en contra de nuestros niños y adolescentes debe proscribir esa oscura práctica que se estaba arraigando en múltiples planteles educativos, estimulada por el ocultamiento cómplice y la impunidad reinante.

    Igualmente importante será tomar la decisión de no realizar actividades vinculadas a la minería metálica en zonas intangibles y centros urbanos.

    Y aunque la voluntad popular no siempre garantiza el acierto en sus decisiones, mejorar su calidad solo será posible, precisamente, a partir de los procesos educativos que genera la práctica democrática de las consultas, orientada debidamente por los partidos políticos, que dicho sea de paso, están en deuda con el electorado en cuanto a procesos de educación política.

    Salvedad hecha de la duda respecto a otorgarle al Gobierno la capacidad de designar a los miembros transitorios del Consejo de Participación Ciudadana, pareciera que está clara la decisión popular de respaldar la consulta con amplia participación.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA