lunes, 26 junio 2017
20:56
h. Última Actualización

¿Custodios de las cadenas?

14 mar 2017 / 00:02

    No es una novedad hacer notar que ahora es mayoritaria la percepción de que no vivimos en un Estado de derecho.

    Ciegos habría que estar, o convertidos en alcahuetes de la dictadura, para no darnos cuenta de que la violación de la ley es la norma, partiendo de la pérdida de la división de poderes, la corrupción que se deriva del control de todos los poderes y la imposición de una voluntad, por ello omnímoda, de un jefe supremo que lo único que no controla es su volátil temperamento y su creciente vanidad egocéntrica. Al respecto, hace tiempo que me he pronunciado con claridad, pero como quien clama en el desierto.

    Así, pese a mi permanente vocación democrática, respetuosa de la voluntad popular, siempre sostuve que de las dictaduras solo se sale echándolas del poder. Y que no se debe tolerar que utilizando los mecanismos de la democracia se instaure un régimen totalitario que luego, en posesión y mal uso de todas las funciones del Estado, trata de eternizarse empleando los recursos comunes en beneficio de sus desquiciados proyectos de pretenderse libertadores. Ellos son apenas caudillos tropicales, sin otro contenido que no sea una mezcla barroca de postulados de aquí y de allá, juntados en función de cuántos votos pueden merecer por parte de un electorado al que estimulan en sus pasiones más protuberantes, influenciadas por sus odios y prejuicios. También por la búsqueda de la superación de situaciones por demás aberrantes.

    De ese modo aparecieron los seudo izquierdistas-marxistas por declaración oral pero, de práctica neoconservadora, al tiempo que cristianos, aunque con una visión farisaica de los evangelios, pues amor al prójimo solo evidencian en los discursos. En lo cotidiano no respetan ni el no robar, ni el no mentir ni mucho menos aman al prójimo como a sí mismos.

    Cuando el gran tema de estos días respecto del rol de las Fuerzas Armadas, en cuanto garantizadoras del respeto a la pureza del sufragio y su rol en relación a la integridad de la cadena de custodia, en lo que debemos de estar de acuerdo es que no pueden seguir siendo custodios de las cadenas.

    huertaf@granasa.com.ec

    TAGS:

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA