martes, 28 marzo 2017
13:26
h. Última Actualización

Voto “gratitud” y otras cifras

05 mar 2017 / 00:01

    Los resultados electorales debemos analizarlos desde las cifras y con inteligencia. Estas dicen que el correísmo sigue usufructuando del poder total. Comparando los datos 2013-2017 se pueden ver las pérdidas y los retrocesos de un régimen despótico y antidemocrático. Esto nos da pruebas suficientes. Ahí están las evidencias del cansancio, hastío y rechazo que genera la RC y el buen vivir de la corrupción que se ha apropiado del poder total en la década del extravío democrático.

    Aritméticamente pensemos lo siguiente: 1) Los votos de los perceptores del Bono de Desarrollo Humano (de tres grupos: madres, adultos mayores, discapacitados) son 1’104.771. 2) Los nuevos 214.253 burócratas (2007-2016). Esto suma 1’319.024 personas. 3) Moreno obtuvo 3’716.343 votos. 4) Esto quiere decir que los votos “duros-agradecidos” fueron el 35,49 %. 5) La lógica dice que Moreno solo habría obtenido 2’397.319 votos. 5) Si Lasso obtuvo 2’652.403 votos le habría ganado con 255.084. 6) Conclusión: a la oposición le ganaron con fondos públicos. Es decir el “voto agradecido” (voto cautivo) fue determinante para que gane el correísmo. En la segunda vuelta no tendrá el mismo rol. Esto lo saben bien los noveleros de la RC.

    Reparemos en las cifras siguientes: 1) El padrón del 2013 tuvo 11’675.441 electores y 9’467.062 sufragantes. 2) En ellos Correa obtuvo 42,13 % y 51,95 % respectivamente. 3) La del 2017 tuvo 12’816.698 electores y 10’470.174 sufragantes. Era mayor que la anterior. Sin embargo Moreno solo obtiene 29 % y 35,49 % respectivamente. 4) Entre las elecciones del 2013 y 2017 el correísmo pierde 1’202.139 votos. 5) Conclusión: el correísmo disminuye 13,13 % en el número de electores y 16,46 % en sufragantes, entre una y otra. LQQD: la prueba de que no son “más, muchos más”, sino más de un millón menos.

    Esto lo sabían muy bien los asesores, “el poder del Gran Señor” y beneficiarios de la RC. Por eso “desesperadamente querían imponerse a toda costa en la primera vuelta”. El pueblo movilizado, el voto rechazo y la vigilancia de Dios, que castiga a los prepotentes, autoritarios y engreídos, les dio merecida lección que no esperaban.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA