sábado, 23 junio 2018
01:04
h. Última Actualización

Universidad

16 feb 2018 / 00:00

    Hace poco más de veinte años, la Universidad Federico Santa María de Chile en convenio con la fundación Nicasio Safadi establecieron una extensión universitaria en Guayaquil para dictar seis carreras técnicas, de tal manera que los estudiantes podían tener un título extranjero, registrarlo y homologarlo en el Ecuador, amparados por el Tratado Andrés Bello. De esa forma funcionaron algunos años hasta el 2010, en que se expidió la Ley Orgánica de Educación Superior.

    La LOES no permitía el funcionamiento en el Ecuador de extensiones de universidades extranjeras. Si bien esta disposición no aplicaba a la extensión de la Santa María en el Ecuador, ya que su campus fue instalado y operado antes de la vigencia de la LOES, se decidió iniciar los trámites para convertirla en una universidad ecuatoriana.

    El proyecto fue presentado en el año 2015, contando con la infraestructura física, técnica y económica, conforme a lo que exige la ley actualmente. Para alcanzar los objetivos que la institución se había propuesto contó con el auspicio de la universidad chilena y de la fundación ya referida, que impulsan el proyecto.

    Luego de más de un año de haber presentado la propuesta, y previo a obtener el informe del CES, se introdujo una reforma a la LOES a través del Código de Ingenios. Una de las disposiciones de esta reforma establece que las universidades no deben tener fin de lucro, lo que es correcto, sin embargo la norma es tan amplia que impide realizar cualquier acto o contrato con la institución aun a sus auspiciantes; en el caso de la Universidad Santa María, la universidad chilena que colabora con el diseño de la carrera y de las mallas curriculares, así como la fundación que donaría la infraestructura. El incumplimiento de esta norma acarrearía sanciones administrativas y penales. Tan complejo panorama desanimó a la Universidad Federico Santa María de Chile y también a la Fundación.

    Esto es un lamentable ejemplo de lo que la falta de seguridad jurídica le hace al país. Los cambios constantes en la leyes generan intranquilidad a la inversión extranjera, que no tiene claro el mapa legal que debe obedecer.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA