viernes, 24 noviembre 2017
13:17
h. Última Actualización

Un maestro olvidado

16 feb 2017 / 00:02

    Rafael Rivas Nevárez nació en Guayaquil el 2 de septiembre de 1914 y falleció el 1 de enero de 1984. Fue arquitecto, caricaturista, dibujante, crítico y maestro destacado. En 1936, junto con Héctor Orcés, estableció la empresa HO de juguetes de madera pintados a mano que eran exportados a Colombia, Perú y a los Estados Unidos. La situación local y la restricción del mercado norteamericano a causa de la guerra determinaron que la fábrica cerrara.

    En 1938 fue uno de los fundadores de la Sociedad de Artistas y Escritores Independientes, junto con Segundo Espinel, Galo Galecio, Manuel Rendón Seminario, Ángel Felicísimo Rojas, Alfredo Pareja Diezcanseco, Enrique Gil Gilbert, Joaquín Gallegos Lara, entre otros. Al año siguiente obtuvo el primer premio en el Primer Salón de Humoristas, junto con Antonio Gil Gilbert y Segundo Espinel. En los dos años siguientes volvió a exhibir sus caricaturas en el Primer y Segundo Salón de Octubre.

    En 1945 realizó estudios de arquitectura y urbanismo en Buenos Aires. A su regreso fue designado director del Consejo de Urbanismo de la Municipalidad de Guayaquil. A lo largo de su vida publicó ensayos sobre historia, la ciudad y la enseñanza de la arquitectura, convirtiéndose en uno de los pocos críticos dentro de la escasa bibliografía que existe en Guayaquil.

    En 1958 obtuvo su título de arquitecto. Ese mismo año inició su carrera académica y llegó a ocupar los cargos de subdecano de la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Guayaquil y decano de la facultad de Arquitectura de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte. Su labor académica se dio también en la facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil.

    Fue parte del equipo que diseñó Urdesa, junto con Alamiro González y Modesto Luque. Tuvo además una destacada trayectoria como arquitecto en numerosos proyectos dentro de las líneas de la arquitectura moderna.

    En 1957 se inició como ilustrador de la revista Vistazo. Fue también uno de los fundadores del Colegio de Arquitectos del Guayas, en 1960, donde llegó a alcanzar la presidencia en 1967.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TAGS:

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA