domingo, 22 julio 2018
00:27
h. Última Actualización

Un año para recordar

13 jul 2018 / 00:00

    Hace medio siglo ocurrieron una serie de acontecimientos que observados desde la esfera mundial actual, convirtieron a 1968 en un año de impacto para la humanidad. Una época de hechos significativos; muchos de ellos empezaron a abrir camino a luchas actuales.

    El año comenzó con el asesinato de Martin Luther King, líder de la protesta racial y la lucha por la igualdad, observando que medio siglo después, el tema del racismo y la discriminación siguen presentes -un ejemplo de ello es el intenso debate sobre migración-, reavivados hoy frente a la política migratoria de las grandes potencias.

    La Primavera de Praga fue otro hecho significativo, considerado como el punto de partida de una lucha democrática de los países que en ese entonces se encontraban detrás de la Cortina de Hierro. Un socialismo humanizado trataba de introducir en la antigua Checoslovaquia las ideas de libertad de expresión, el derecho a la huelga, y la exigencia de libertad para presos políticos, intentando encaminarse hacia una sociedad abierta. Sin embargo, ese sueño de libertad quedó truncado, impidiendo esos necesarios cambios que se exigían. Si vemos estos hechos en el mundo actual, podemos observar que en distintas latitudes, aun en Latinoamérica, hay pueblos que claman por esos distintos aspectos de la libertad; basta mirar a nuestra vecina Venezuela.

    Paralelamente, en mayo de ese año, en Francia surgió un movimiento de protestas colectivas que activó el reclamo de grupos sociales, laborales y políticos contra el gobierno francés de aquel entonces. No obstante, el movimiento es recordado por los importantes hechos que hoy se analizan como el inicio de protestas contestatarias, de profundos cambios culturales, del desarrollo de la cultura “hippie” y el reclamo de una nueva generación que exigía libertad.

    El mundo, ya hace cincuenta años pedía lo que exige hoy: igualdad, libertad, el respeto a la democracia y la participación sin represión. Después de todo, “si veinte años no es nada”, cincuenta es poco para la historia de la humanidad. Sin duda, un año de relevantes acontecimientos.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA