jueves, 23 noviembre 2017
15:07
h. Última Actualización

Tuning político

13 mar 2017 / 00:01

    La mayoría de los ecuatorianos, al escuchar el anglicismo “tuning”, lo relacionamos a modificar, afinar algo; por regla general, lo asociamos a transformar un carro de serie, en uno aparentemente de carreras.

    En lo político en estos últimos diez años, gracias al gobierno, algunos partidos políticos tuvieron que sumarse a esta corriente de “transformación cosmética”, cambiando únicamente de nombre, manteniendo las prácticas de siempre; así tenemos por ejemplo, que el PRE se transformó en FE; el PRIAN en el movimiento Adelante Ecuatoriano Adelante.

    El Gobierno de la Revolución Ciudadana no ha sido ajeno a esta corriente “cosmética”, no sólo que incorporó a sus filas a exmilitantes socialistas, Pachakutik y sobre todo de la antigua Izquierda Democrática; “poniendo a punto” a los actores destacados de la denominada partidocracia; tuneándolos en “refinados revolucionarios obedientes”.

    En la presente contienda electoral, el gobierno se parece a uno de esos viejos carros tuneados, con motor desgastado que al derramar líquido, “likear” por todos lados, se le hace imposible ocultar sus defectos.

    Curiosamente, en los últimos días las redes sociales han sido invadidas por los denominados “CAPAYA LEAKS” y últimamente por los denominados “PRIMO LEAKS”; en referencia a las “fugas” de información comprometedoras para el gobierno, realizadas por Carlos Pareja Yannuzzelli, sobre presuntas irregularidades cometidas en las negociaciones petroleras en la Petrolera Ecuatoriana; y por Pedro Delgado, primo del presidente Correa sobre el préstamo a Gastón Duzak, el “Feriado Bancario” y las supuestas irregularidades cometidas por funcionarios del presente régimen, quienes al decir de Delgado gozarían de una supuesta “protección” del poder constituido, el cual, además, transformó a su conveniencia la historia.

    Hoy la revolución ciudadana trata de vendernos su viejo estilo de gobierno “maquillado”, sin poder ocultar bajo el capot el mismo motor que “likea” presunciones de corrupción.

    Los ecuatorianos queremos un nuevo gobierno, no al mismo tuneado.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA