viernes, 20 julio 2018
01:05
h. Última Actualización

Tosca

11 jul 2018 / 00:01

    La fuerza dramática de la obra de Sardou, que Puccini vio representada por la famosa Sarah Bernhardt, cautivó tan profundamente la atención del compositor, que en seguida resolvió escribir la partitura. Lo que mayor impresión hizo en su ánimo fue la circunstancia de que, aun cuando no entendía una palabra de francés, pudo seguir la acción en cada uno de sus detalles, cualidad que debía ser indispensable en todo libreto de ópera.

    Adoptado este punto de vista, el compositor no intentó desarrollar la terrible acción del segundo acto con una expresión puramente melódica. Los gritos de agonía del desgraciado pintor y las infames proposiciones que hace Scarpia a Tosca, no pueden expresarse armónicamente de un modo que lleve convicción al auditorio. Por consiguiente, la mayor parte del segundo acto es más bien recitada, ya que la orquesta sirve sencillamente de acompañamiento, con la excepción de la plegaria de Tosca, en la que Puccini parece haber tenido cierta deferencia para el público, probablemente contra su voluntad. El público italiano no permanecería inmóvil durante un acto entero en el cual abundan toda clase de horrores, sin tener un poco de alivio; de ahí la “raisond’étre” de la plegaria “Vissi d’arte”, que permite al espectador estirarse un poco en su asiento, mientras Scarpia pacientemente aguarda y saborea un vaso de vino que toma de la mesa.

    Hay en esta ópera un poco de melodía del estilo antiguo, dos romanzas para el tenor, un aria para la soprano y dos dúos. La mayor parte de la música expresa los varios estados del alma: el amor y el canto (Tosca es una artista de ópera) contra la sensualidad y el odio.

    Tosca es una obra muy sincera. Expresa de un modo admirable lo que el compositor cree que debe ser una ópera, esto es, introduciendo música accidental en un drama de gran fuerza expresiva.

    Las obras de Puccini son dramáticamente irresistibles y su música eleva y profundiza el significado dramático y el contenido expresivo de estas historias. La gran soprano Rosa Ponselle, que cantó en vida de Puccini dijo: “Con Puccini es siempre drama, drama, drama...”.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA