martes, 19 junio 2018
17:30
h. Última Actualización

Otras modalidades de trabajo

13 ene 2018 / 00:01

    La norma jurídica, siendo producto del contrato social, se va adaptando en su forma y fondo a los cambios de modelos y paradigmas que con el tiempo se van produciendo en la convivencia de los pueblos.

    Hemos escuchado, como se expone por parte de diversas actividades productivas y de servicios, que existen otras modalidades de trabajo que responden a actividades laborales diversas y diferentes a las ya existentes, o que siendo las mismas, necesitan cambios y variaciones para poder generar más trabajo, competitividad y productividad, que la consabida y obligatoria relación de dependencia a tiempo completo y de plazo indefinido. Son áreas como la de la producción o actividades como la marina, camaronera, de pesca, agrícola, bananera, de cañicultura, de hotelería, turismo, guías y otras con las que no se pueden ajustar a las 8 horas diarias, por 40 horas (5 días) a la semana, debido a la naturaleza de la actividad misma, del centro de producción, de la prestación del servicio o labor.

    Otra actividad que debe ser regulada en forma expresa es la educativa, para precautelar la producción del conocimiento científico con rigurosidad académica y flexibilización conceptual y procedimental, así como la seguridad de los estudiantes.

    Los últimos acontecimientos de maltrato, abuso, acoso y hasta violaciones en establecimientos educativos, y los malos resultados académicos, ponen en evidencia que los controles de las evaluaciones y permanencia en los cargos deben ser más estrictos y severos, para evitar que malos elementos se confundan dentro del cuerpo docente de las instituciones educativas, en los niveles de educación inicial, básica, bachillerato y universitario, puesto que, al amparo de una mal entendida estabilidad laboral, permanecen en las instituciones sin cumplir sus obligaciones, poniendo en peligro la integridad física, psicológica e intelectual de los estudiantes, porque las autoridades del trabajo niegan los trámites de visto bueno, fallando siempre en favor del mal profesor. Para sacarlos, hay que despedirlos con una alta indemnización. Los resultados negativos son evidentes.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA