miércoles, 28 junio 2017
19:03
h. Última Actualización

Los errores de los médicos

19 mar 2017 / 00:02

    Considerando sagrados a los pacientes, desde mi práctica de interno de clínica hasta durante el ejercicio ministerial u otros altos cargos donde se diseñaban las políticas nacionales de salud, siempre me preocupé por salvaguardar sus derechos y también cuando cumplí funciones representando al Ecuador en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra.

    Aunque retirado del ejercicio médico profesional, mi vocación por la salud pública me ha dado importantes oportunidades de emitir criterios vinculados al mejor ejercicio de la actividad. Así por ejemplo, pudimos contribuir a la creación de la comisión de Bioética en el Consejo Nacional de Salud.

    Desde entonces conozco que los pacientes están garantizados en cuanto a la calidad ética y médica que les otorgan quienes los atienden. No en vano los profesionales dedicados a proporcionar dichas atenciones cumplen años de estudio, son sometidos a constante práctica y reentrenamiento y juran por su honor que pondrán sus mejores atributos al servicio de quienes confían en sus talentos.

    Obviamente, el ejercicio profesional de la Medicina, pese a todos los cuidados que se asuman, puede conllevar errores y también durante el mismo puede sobrevenir la muerte pero, jamás será lícito considerar, salvo profundas aberraciones morales, que dicha situación se produjo intencionadamente, de modo que se pueda sancionar con multas o con privación de la libertad al galeno que atendió al ciudadano fallecido.

    Con lo señalado, sin hacer juicios de valor, solo me permito destacar lo difícil que es juzgar la existencia de errores sanitarios que provoquen incapacidad permanente a ser sancionados con la pérdida de la capacidad de ejercer hasta por tres años o peor todavía, errores sanitarios que produzcan la muerte del paciente, situación a ser sancionada con 30 salarios básicos y la suspensión de licencia para ejercer por cinco años.

    Bien han hecho los colegios profesionales, en deseable unanimidad, en sugerir que se aplace la aprobación del proyecto de nuevo Código de Salud en que se proponen esas reformas.

    huertaf@granasa.com.ec

    TAGS:

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA