lunes, 26 junio 2017
16:58
h. Última Actualización

Lecciones de la historia

05 feb 2017 / 00:00

    Roma, ejemplo de superioridad cultural, social, tecnológica y militar fue conquistada por tribus bárbaras, entre ellas, los hunos. Las causas de su colapso -los expertos están de acuerdo- fueron: las guerras civiles y pugnas entre Senado y emperador, y la inmigración de Europa Oriental. Hoy, Estados Unidos parecería la antigua Roma; Europa Occidental también se incluye en la analogía. No hay guerras civiles en EE.UU. ni Europa Occidental pero tampoco armonía entre poderes del Estado, la sociedad está dividida en forma extrema y existen problemas con las inmigraciones; en Europa la situación es mucho peor que la de EE.UU. En este preocupante estado de la sociedad civil en el mundo occidental, la derecha ultranacionalista está tomando el poder en Europa y en EE.UU. ya sucedió. Donald Trump no causó la desunión en Estados Unidos, la empeoró, y al querer cumplir a rajatabla lo ofrecido en campaña se está yendo contra los valores que hicieron grande a EE.UU. Si resucitara Alexis de Tocqueville y visitara ese país, como lo hizo en las primeras décadas del siglo XIX, el nuevo libro que escribiría no sería para elogiar el “excepcionalismo” estadounidense, sino para criticar la destrucción de valores.

    Trump propone terminar con la globalización, celebra la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Quienes ven perjudicial para los países a la globalización y afirman que el desarrollo solo se logra con el mercado interno, desconocen la historia. Procesos de la misma han existido por miles de años desde la Antigüedad; los historiadores reconocen a los fenicios como los primeros empresarios multinacionales. El Camino de la Seda, el Galeón de Manila, el comercio de la Dinastía Song, son muestras en diferentes siglos de cómo la globalización favoreció el crecimiento económico mundial. El proceso que ahora se vive, iniciado en Inglaterra, primeras décadas del siglo XIX, ha permitido que el mundo solo tenga 30 % de pobres; antes de iniciarse había 80 %.

    Hoy Occidente se encamina al proteccionismo y aislamiento, una de las causas de la Depresión Mundial de los años treinta.

    Continuará.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA