domingo, 22 julio 2018
00:27
h. Última Actualización

La Cumbre de las Américas

15 abr 2018 / 00:00

La VIII Cumbre de las Américas se llevó a cabo en Lima entre el 13 y 14 de abril de 2018. La sede fue elegida el 11 de abril de 2015 durante las deliberaciones de los mandatarios. El 20 de junio de 2017, el canciller del Perú anunció que el tema principal de la cumbre será la Gobernabilidad democrática frente a la corrupción. Los ejes temáticos propuestos eran: Gobernabilidad democrática y corrupción, Corrupción y desarrollo sostenible y Aspectos de cooperación, institucionalidad internacional y alianzas público privadas.

Un tema bien escogido pues, por desgracia, son muy pocos los países de nuestro continente que no están afectados por la corrupción. Incluso, entre los mandatarios asistentes hay varios que están acusados y otro que pudo ser anfitrión y que terminó renunciando al cargo. Considero que, pocas veces, nuestro continente ha atravesado por una situación de inestabilidad y corrupción tan grande. Parecería que llegar al poder es la gran oportunidad para enriquecerse usando todos los métodos posibles y una de las fórmulas infaltables son el uso del cemento y el asfalto. En otras palabras, la construcción de obras públicas, que son bienvenidas por las poblaciones que las necesitan aunque estas no puedan saber a qué costo se las hacen. Mientras tanto, la educación y la salud son descuidadas porque el ciudadano, con tal de que su hijo asista a la escuela, no se preocupa de saber qué nivel educativo recibe. Igualmente pasa con la salud. Basta que hayan hospitales y centros de asistencia a donde acudir en casos de emergencia para considerar que, por lo menos, recibirá una aspirina recetada.

Hemos puesto este ejemplo, aunque los representantes de los países asistentes a la Cumbre tratarán de problemas generales, sin entrar en minuciosidades. Ahora es el problema de Venezuela el preocupante: se trata del único país del mundo que sin haber sufrido fenómenos de la naturaleza, como terremotos, maremotos, pestes o tsunamis, se encuentra en un estado de quiebra total.

Antecedentes. Los jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio se han reunido periódicamente para discutir preocupaciones comunes, buscar soluciones y desarrollar una visión compartida para el desarrollo futuro de la región, ya sea de carácter social, económico o político. Este proceso se lo consideró vital para establecer y alcanzar metas en el hemisferio, y es de esa forma como la OEA recibe la mayoría de sus mandatos. La organización actúa como secretaría técnica del proceso de cumbres.

Desde 1994 han participado en estos eventos los 35 estados independientes americanos con sus mandatarios o jefes de Estado. Eso sí, se puso como condición para poder asistir que cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en un Estado del hemisferio, constituye un obstáculo insuperable para la participación del gobierno de dicho Estado en el proceso de cumbres de las Américas.

La fecha señalada para que la VIII Cumbre de las Américas se lleve a cabo en Lima entre el 13 y 14 de abril, fue decidida el 11 de abril de 2015. Posteriormente, conformado el llamado Grupo de Lima, los países del grupo, acordaron que no se invite a Venezuela, por no haber cumplido los requisitos que los propios estados impusieron, entre ellos Venezuela. Por otra parte, no está de más recordar que estas reuniones son organizadas por la OEA y que el gobierno de Maduro ya presentó su solicitud denunciando la carta, pero queda desligado de la organización, un año después de su petición. Por otra parte, el nuevo presidente del Perú confirmó el criterio de su antecesor, aunque la decisión de no invitar a Maduro, nació, insistimos, de la reunión del grupo de Lima.

La ausencia de Trump. A última hora, el presidente de los Estados Unidos decidió que por el problema presentado en Siria cancelaba el viaje anunciado. Esta actitud ha sido considerada como un desaire a sus colegas de Latinoamérica, una parte de nuestro continente que, como gobernante, no ha visitado aún, aunque sí ha recibido en Washington a varios de sus colegas de la región. Nosotros nos permitiremos dar nuestra opinión: El señor Trump parece que prefiere, en forma muy práctica, tratar con cada uno de sus colegas que pretenden fortalecer su amistad con Estados Unidos, antes de asistir a una reunión donde será uno más de los presidentes. Además, calculando que se trataría el caso de Venezuela, le quita a Maduro el pretexto de echarle, a cada momento, la culpa de ser su país el causante del desastre que ha llevado a su estado.

La presencia del presidente ecuatoriano era ideal porque en estas cumbres se realizan muchas reuniones bilaterales para tratar asunto de interés mutuo. Por desgracia, nuestro presidente, que alcanzó a tratar el problema con el presidente Santos, tuvo que regresar al Ecuador pues se trataba de un asunto que concierne al interés nacional y donde juega, también, un papel importante el gobierno colombiano, que hasta ahora, según nuestra opinión, teme que se afecte su apresurado arreglo con la FARC, como está sucediendo con el diputado designado por ellos y que ahora resulta que es uno de los grandes traficantes de droga.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA