martes, 16 enero 2018
01:06
h. Última Actualización

La cuadratura del círculo

12 ene 2018 / 00:01

    Los griegos intentaron resolver este enigma sin lograrlo, limitados por una regla y un compás; el dilema era encontrar un círculo que tuviera la misma área que la del cuadrado. Anaxágoras, Brisón de Heraclea, Hipócrates de Quíos, Euclides, Arquímedes y varios padres de las matemáticas analizaron el problema llegando a la conclusión de que era imposible lograrlo.

    En 1492, la genialidad de Leonardo propuso su solución dibujando un círculo alrededor del cuerpo humano, tomando la extensión de los brazos y la altura del cuerpo para dibujar un cuadrado. Leonardo ideó este dibujo y centró al hombre como la respuesta. La obra del Hombre de Vitruvio se encuentra en Venecia para asombro de la humanidad. Hoy en día, programas informáticos permiten a cualquier persona con conocimientos elementales aproximarse al misterio que ha quitado el sueño por más de dos milenios.

    Lo que intento decir es que si tenemos herramientas limitadas, tales como una regla y un compás, es posible que no encontremos soluciones, pero si usamos la creatividad innata que tenemos todos o los avances científicos innovadores podremos encontrar pistas para muchos de los problemas que nos afectan.

    Estamos conscientes de que el 4 de febrero, luego de contar los votos con el inminente triunfo del Sí, todos los ojos van a estar puestos en las decisiones del presidente Moreno sobre cómo nos va a sacar del aparente problema sin solución en que la revolución ciudadana dejó las finanzas públicas.

    Veinte virtuosos economistas han alertado al presidente Moreno y al país indicando que con las soluciones limitadas, de su limitado equipo económico actual, no habrá salida -al igual que en el dilema antes mencionado- y proponen un urgente cambio de rumbo.

    Un querido amigo mío me decía: ¿cómo será eso de que los mismos de siempre que participaron históricamente del descalabro económico del Ecuador, hoy proponen soluciones? Y es cierto, hay que aplaudir el comunicado, pero mientras aplaudimos no dejemos de ser creativos e innovadores.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA