lunes, 24 julio 2017
01:02
h. Última Actualización

#FueraTodos

19 jun 2017 / 00:01

    Quizás el peor de todos los abusos del presidente saliente es habernos dejado atados a todas sus autoridades. Como en toda democracia, el gobierno del Ecuador debe alternarse. Aquí, cada 4 años. Pero -pese a haberse producido la elección de un nuevo presidente y un aparente cambio de gobierno- el régimen saliente sigue detentando el poder al mantener gobernando durante el presente período a su “Club de Toby”. Entonces, nos vio la cara a todos porque el nuevo presidente tiene derecho a gobernar con su propio equipo y no con el que le dejó instalado su antecesor. Lo contrario es insostenible.

    Al hacer esto Correa se burló de todos nosotros, convirtiendo la democracia ecuatoriana en una pantomima, pues su gobierno no ha cambiado; solo lo han hecho el presidente y los legisladores. El fiscal, el procurador, el CNE, el Consejo de Participación Ciudadana y en general las autoridades, fueron nombradas por Correa mediante sus concursos truchos en los que nadie cree. Así, el nuevo presidente no puede imprimir una dirección distinta a su gobierno.

    Para que la democracia retorne hay que suspender a todos los funcionarios del anterior régimen. Y la consulta popular no resuelve el problema pues las autoridades fueron designadas por los plazos y procedimientos establecidos en la abusiva Constitución. No es posible cesarlos o consultar si deben cesar en sus cargos: no se puede consultar inconstitucionalidades.

    Además, las consultas requieren el permiso de la Corte. La única salida es la convocatoria a una Constituyente que -al establecer sus propias reglas- prescinda de dicho permiso y suspenda el ejercicio de todas las autoridades hasta que la Asamblea confirme o acorte su ejercicio.

    Si el presidente de verdad quiere romper con el pasado y desmarcarse del asfixiante correísmo haciendo realidad el #FueraTodos -grito de guerra en las redes sociales- contará con su apoyo. Estas entienden perfectamente que el problema está en la Constitución y que el país requiere un nuevo pacto social para hacerla bien.

    Vamos Lenín. Es ahora o nunca. ¡#FueraTodos!

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA