sábado, 19 agosto 2017
20:53
h. Última Actualización

El zika que hay que frenar

20 jun 2017 / 00:00

    Con cerca de 4.000 casos sospechosos y alrededor de 1.500 confirmados, cabe afirmar que se está viviendo una epidemia de zika y que cuando deje de llover, si no se toman las medidas adecuadas para bajar la población de mosquitos transmisores, las complicaciones podrían ser muy severas.

    Por eso, con el presente cañonazo quiero estimular a que se tomen las acciones requeridas para evitar la proliferación de los Aedes y redoblar el control de las embarazadas sospechosas de haber contraído la enfermedad, en ánimo de precautelar la salud de los niños por nacer, dadas las complicaciones que pueden afectarlos si su madre contrajo la enfermedad en las primeras semanas de haber sido fecundada.

    Recuérdese a propósito, que está probada la transmisión del zika también por vía sexual y que aunque casi siempre la enfermedad cursa sin producir mayores daños, en ocasiones se dan afectaciones severas.

    En todo caso, permítanme recordar un artículo que escribí cuando comenzaron a darse las primeras señales de infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la correspondiente aparición de pacientes con SIDA (Síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida). Por entonces decidí titularlo con las mismas iniciales pero dándoles otro significado: Sin Intención De Alarmar.

    Igual ahora, no cabe generar una alarma que solo siembre más inquietudes y preocupaciones. Con las derivadas de las diversas crisis que afectan al país ya es bastante. Lo importante es que la población reciba la información requerida para contribuir a frenar la epidemia, superando las vulnerabilidades que los especialistas médicos han podido establecer en el marco de sus distintas especialidades.

    En efecto, y los datos los tomo de una reciente reunión de la Sociedad de Infectología del Guayas que congregó a ginecólogos, pediatras, entomólogos, biólogos moleculares, ecografistas y hasta colegas de la universidad de Cornell que están colaborando en investigaciones adelantadas por la Espol, hay mucho que se puede hacer para evitar que la epidemia -que habría que comenzar a declarar como tal- se expanda. Queda dicho.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA