martes, 17 octubre 2017
13:11
h. Última Actualización

El escabullido

21 mar 2017 / 00:00

    Durante la primera vuelta electoral tuvo lugar el debate presidencial auspiciado por la Cámara de Comercio de Guayaquil. A este no asistió el candidato del partido de gobierno, que pareciera escapar a este tipo de actos donde podría pelarse ante preguntas o situaciones incómodas, en las que luce poco diestro para manejarlas. Ahora se vuelven a poner sobre el tapete varias invitaciones a debatir, pero esta vez entre los dos candidatos presidenciales que corren en esta segunda vuelta electoral. Por un lado está el candidato de la oposición, Guillermo Lasso, que hasta ahora ha estado abierto a aceptar estos desafíos, mientras que en la otra orilla está el candidato verde flex, usualmente esquivo a confirmarlos. Considero importante participar en este tipo de eventos donde las ideas de uno y otro candidato se pueden exponer con claridad y contribuir a direccionar a una parte del electorado, que sí presta interés a este tipo de actos.

    Parece complicado que el candidato de Alianza País acepte la invitación a debatir cara a cara contra el candidato de la oposición, pienso que hará lo necesario para escaparse por las ramas. Pero no es para menos, con todas las denuncias que han aflorado contra este gobierno durante la campaña, se pasaría de aclaración en aclaración y con toda seguridad no le quedaría nada de tiempo para exponer sus ofertas, planes ni programas de gobierno. Ahora, en cuanto a la efectividad e incidencia de este tipo de debates sobre la decisión del electorado, debemos estar claros a quién va dirigido y quiénes son los que realmente lo siguen.

    Debemos preguntarnos si ¿es este grupo poblacional que se interesa en un debate el que decide quién será el futuro presidente de los ecuatorianos? Me temo que no, lamentablemente no. Una gran mayoría de ecuatorianos no se interesa en los debates porque están más preocupados de conseguir el alimento del día, o sencillamente lidiando con sus actividades cotidianas para sobrevivir en medio de la pobreza. Esperemos que con o sin debate nuestro pueblo sepa escoger sabiamente la mejor opción para el Ecuador.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA