domingo, 22 octubre 2017
23:16
h. Última Actualización

Contradicciones

13 oct 2017 / 00:00

    La polémica surgida luego de las declaraciones del presidente del Consejo Directivo del IESS, la semana pasada, en las que afirmó que el IESS terminaría con un superávit entre 500 y 800 millones de dólares, han elevado la voz de protesta de algunos sectores conocedores de la materia, quienes consideran que las cifras deben ser expuesta con claridad.

    Como se conoce, el organismo está integrado por cinco clases de seguros: de cesantía, salud, riesgo de trabajo, pensiones y seguro campesino. Por ley la contabilidad de cada uno de ellos se lleva por separado, no pudiendo tomarse los fondos de un seguro para cubrir el déficit del otro.

    Las primeras reacciones están dirigidas a señalar que el seguro de pensiones está en crisis porque los ingresos por aportes no alcanzan a cubrir los egresos, observando contradicciones entre lo manifestado por el titular de la institución y el presupuesto del organismo aprobado a fines del año anterior. Estas preocupaciones se extienden a los demás seguros, así por ejemplo, se han cuestionado las explicaciones que se dan acerca de cómo se financiaría el incremento propuesto al seguro campesino, el déficit del seguro de riesgo de trabajo, entre otros temas.

    En este escenario, se cierne una preocupación adicional relacionada a la deuda que el Estado mantiene con el IESS y que en septiembre del año pasado fue eliminada de los estados financieros de la institución, y restituida luego de un estudio de Contraloría en junio de este año.

    Ante estas contradicciones, es indispensable un estudio actuarial que proporcione una base técnica que permita determinar de manera real la situación del IESS y que esta sea realizada con la veeduría de los sectores interesados, esto es representantes de sectores de empleadores y trabajadores, a fin de adoptar las medidas necesarias. Aunque puedan ser muy duras de implementar, es mejor tomar los correctivos requeridos ahora. Es importante tener presente que el sistema de seguridad social se fundamenta en su sostenibilidad en el tiempo, que solo se logra con una adecuada programación.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA